Adelantos

SALEEN S1

Saleen S1, nueva vida para el constructor americano

Saleen está a punto de lanzar su nuevo S1, un deportivo pequeño, atractivo, dinámico y a buen precio, con el objetivo de competir con deportivos de Porsche o Ferrari.

Saleen S1
Saleen S1 | AGENCIAS

Raymond Blancafort

Para los españoles, Saleen es un constructor prácticamente desconocido. Sólo los aficionados a la competición recuerdan algún Saleen S7 compitiendo en los circuitos españoles y europeos y ganar en categoría GT.

Saleen es un conocido preparador americano y también constructor, aunque el S8, anunciado hace ya cuatro años como sucesor del S7 no ha visto jamás la luz. Sus preparaciones sobre los Ford Mustang y Chevrolet Camaro son muy conocidas en USA. Y sus series especiales ‘Heritage’, modelos limitados a 250 a 500 unidades, dedicados a los más famosos pilotos americanos, tienen un público fiel.

La receta típica de Saleen es tradicionalmente americana: un potente motor V8, CV a raudales y de sobras; algunas preparaciones ofertadas superar los 700 CV. Pero el S1 es diferente, incluso muy diferente a la del pasado S7 porque toma una nueva vía.

Es, ante todo, un ‘mini GT’. Un motor más pequeño, actual, en lugar del potente V8. Y una construcción mucho más ligera. En cierta forma, buscar un mercado más amplio emulando a los deportivos europeos en lugar de jugar la baza de tradicional americana.

Y para completar, unas ambiciones de producción nunca jamás alcanzadas por Saleen. Inicialmente se producirá en USA, pero poco después se iniciará la producción en China donde Saleen ha creado una empresa con la firma local Jiansu: Jiangsu Saleen Automotive Technology. El objetivo, vender 1.500 unidades anuales.

Saleen quería partir del Artega GT, un deportivo diseñado por Henrik Fisker -y que parece inspirado en algunos aspectos en los Porsche o Ferrari de motor central- y que debería usar un motor V6 de VW. Pero había algunas dificultades de adaptación al motor elegido por Saleen, un Ford Ecoboost, un turbo de 4 cilindros y 2.5 litros, llevado a 450 CV. Así que se diseño un chasis nuevo, de monocasco aluminio, con una carrocería de fibra de carbono, que tiene muchas similitudes con el Artega.

La aceleración es espectacular, sólo 3”5 para pasar de 0 a 100, pero ello es debido en buena parte a su ligereza, sólo 1.225 kg. La aerodinámica esta cuidada y la velocidad punta se estima en 290 km/h. Las cualidades dinámicas han sido potenciadas y sus creadores dicen que es capaz de soportar aceleraciones laterales del orden de 1,2 G; a ello colaboran los nuevos neumáticos Continental, 255/30 delante y 355/25 detrás, en ambos casos en llantas de 20”.