TESLA

'Conducción autónoma total', el extra de Tesla que aún no se puede usar

Tesla asegura que en un futuro próximo sus coches tendrán nivel 5 de autonomía pero comprar el extra es un 'acto de fe'.

ui option ape2 banner medium
Imagen del Autopilot en la web de Tesla. | TESLA

En 2016, todos los Tesla recibieron un extra que va a ser clave en el futuro de la marca, el hardware Autopilot 2.0 mejorado, un equipamiento que permitirá que los coches de la firma de Elon Musk sean plenamente autónomos una vez el fabricante desarrolle la tecnología necesaria para alcanzar el nivel 5 de autonomía. Este extra hará que el conductor solo tenga que subir al coche, elegir donde quiere ir y dejarse llevar por su Tesla mientras se despreocupa de todo.

Según Tesla, en su página web, esta tecnología hará que sus modelos busquen la mejor ruta posible, basándose en la carga de su batería, el tráfico y otros factores para transportar a su propietario donde quiera. Actualmente, hay más de 90.000 Tesla en la carretera que equipan el Autopilot 2.0, según indica la web Electrek. De estos coches, un 77% de los compradores pagó por la activación del sistema (5.300 euros en España) y un 40% compró también un extra sin el cual no se puede llegar al 100% de autonomía, la 'Capacidad de conducción autónoma total', que cuesta 3.200 euros más

Texto Alternativo

La compra del segundo extra es obligada, ya que solo con el Autopilot, un Tesla solo puede utilizar su capacidad autónoma en acciones como aparcar, mantenerse en el carril de una autopista, tomar una salida... La marca así lo expresa en su web, donde admite que el Autopilot debe considerarse como una función de asistencia al conductor, pero no de conducción autónoma. De esta manera la 'Capacidad de conducción autónoma total' duplica las cámaras y habilita la opción de soltar el volante para cualquier trayecto.

Sin embargo, hay una cosa que hay que tener clara antes de afrontar el pago de estos extras, la autonomía total está pendiente de desarrollo y de una futura actualización. 

UN ACTO DE FE

Comprar los sistemas es, pues, un 'acto de fe' hacia Tesla, que asegura que sus coches pronto alcanzarán el nivel cinco de autonomía, el máximo, y que lanzarán una actualización que permitirá a sus conductores acceder a la opción. El agosto pasado, un representante de la marca se mostró optimista en que uno de sus coches de prueba podría alcanzar el objetivo de viajar de Los Angeles Nueva York sin ningún tipo de acción humana al volante antes de terminar el año.

Aunque está por ver si son posibles de alcanzar su objetivo y demostrar la funcionalidad de sus sistemas en los próximos meses, hay otro tema a tener en cuenta, que Tesla tiene mucho cuidado también en señalar en su página web. No solo dependen de sus avances, sino que también necesitan la aceptación de los gobiernos. Como se puede leer en su opción de compra online, Tesla indica, de manera resaltada, que "la funcionalidad de conducción autónoma depende de una extensa validación de software y aprobación regulatoria, la cual puede variar en gran medida según la jurisdicción. No es posible saber exactamente cuándo estará disponible".

Texto Alternativo

Aunque los avances de Tesla son impresionantes, y nadie duda de su capacidad, la promesa de que algún día sus coches podrán ser 100% autónomos con una simple actualización es uno de los mayores atractivos de la marca. Así, los miles de personas que ya han pagado por estas funcionalidades deberán esperar, nadie sabe cuánto, hasta poder sentarse en su coche y olvidarse de conducir.

TEMAS: Tesla Tesla