Opinión

VUELVE LA FÓRMULA E

La fórmula del yerno de Aznar

Arranca la cuarta temporada de la competición más ecológica del mundo, con marcas de nivel y patrocinadores de alto copete.

El sueco de Mahindra Felix Rosenqvist en acción.
El sueco de Mahindra Felix Rosenqvist  en acción. | TS/DEG
@quiqueautosport

La Fórmula E arrancó el pasado fin de semana en una nueva temporada que estrenó esta vez el destino de Hong Kong. Sam Bird, con su DS Virgin Racing, venció en el primer ePrix de la temporada. El caso es que esta “fórmula” se ha convertido en un auténtico pelotazo que ha atraído a un gran número de fabricantes de prestigio como Audi o Jaguar, además del ya mencionado DS.

También los pilotos participantes son de campanillas como Buemi, Di Grassi, Vergne, Da Costa, Heidfeld o Mortara, todos ellos con unos CV envidiables.

al frente de este conglomerado encontramos a un español. Nada más y nada menos que a Alejandro Agag, al yerno del expresidente del Gobierno español José María Aznar. Este nuevo Rey Midas, íntimo y socio de Bernie Ecclestone o Flavio Briatore, ha hecho de este campeonato uno de los destinos más apetecibles para casi todas las marcas que ven en él un buen compañero de viaje como máximo exponente de respeto al medio ambiente y de limpieza en términos ecológicos.

Por otro lado, el hecho de celebrar las carreras en el centro de las ciudades más importantes del mundo tampoco deja de llamar la atención.

El caso es que la Fórmula E, que ya va por su cuarta temporada, ha pasado a ser uno de los campeonatos más deseados. La prueba es que un buen número de patrocinadores, como DHL, Hugo Boss, Visa o Tag Heuer, ya han puesto sus dineros en este tinglado. La Fórmula E ha venido para quedarse.