Movilidad

VEHÍCULOS DE EMERGENCIAS

Los autónomos aprenden a reconocer servicios de emergencias

Los automóviles autónomos están aprendiendo a identificar los sonidos de las alarmas de los vehículos de emergencias.

Servicios de emergencias
Servicios de emergencias | AGENCIAS

Los coches autónomos pretenden remplazar a los conductores y, por lo tanto, prometen ser capaces de reconocer cualquier tipo de peligro en la carretera, con la intención de evitarlo. Por ello, debe poder identificar cualquier obstáculo que se encuentre en la vía pública para garantizar la seguridad de los usuarios. Uno de los aspectos más esenciales, pues, es reconocer las alarmas de las ambulancias, de los coches de bomberos o de las patrullas de policía. Algo sobre lo que ya se están llevando a cabo los primeros avances.

Así, Waymo, la división de Google dedicada al desarrollo de coches autónomos, está centrando su tecnología en que sus automóviles sepan detectar este tipo de vehículos de emergencia. De hecho, este lunes 10 de julio ha puesto a prueba sus coches autónomos en su primera prueba piloto.

Las pruebas se están realizando en ChandlerArizona, en conjunto con la policía y los bomberos, con la idea de lograr este reconocimiento de los vehículos de emergencia, pensando en cuando los vehículos autónomos tengan que ser adelantados por toda clase de servicios de emergencias.

La manera como funcionarán es la siguiente. Los sensores de los vehículos serán capaces de detectar y reconocer a este tipo de vehículos gracias a la recopilación de sus sonidos en una biblioteca que permitirá su posterior reconocimiento en cualquier otra situación, con el objetivo de cederles el paso. Estos sensores incluyen sistemas de detección de audio y de visión, con la intención de estar preparados para su función, sin cometer ningún error.

El reconocimiento del sonido deberá permitir localizar el lugar de dónde viene el vehículo que lo emite. En cualquier caso, el autónomo deberá dejar paso al vehículo de emergencias, dándole máxima prioridad en todo momento.