Ir a contenido

El eclipse total de Sol deja a media luz a el África ecuatorial

Miles de personas se trasladaron a las zonas dónde se podía ver el fenómeno, que duró 20 segundos produciendo una sombra de 16 kilómetros de amplitud

Las densas nubes que han cubierto Canarias, la única localización española dónde se podía ver el eclipse, han impedido disfrutar del fenomeno celeste

MISIÓN ECLIPSE / Gulu, Uganda

Sara Santacana de misioneclipse.es lo narra para El PERIÓDICO desde Gulu, Uganda. / SARA SANTACANA

Durante la tarde del domingo 3 de noviembre, la Luna bloqueó al Sol, provocando una sombra que atravesó varios países de África Ecuatorial. Las diferentes expediciones se repartieron entre GhanaUganda Kenia. Dada la complicada climatología de la zona habían muchas dudas sobre la previsión del tiempo para el momento del eclipse, pero finalmente las condiciones meteorológicas han sido favorables para la observación.

La ciudad de Gulu, situada sobre una colina de 1.104 metros de altitud al norte de Uganda, ha resultado ser una de los mejores localizaciones para la observación, pues desde ahí ha sido posible fotografiar la secuencia completa del eclipse. En horario local, UTC+3: El primer contacto, inicio de la parcialidad, sucedió a las 16h 07m (UT+3). El segundo contacto, inicio de la totalidad, a las 17h 22m 55s. La totalidad duró 20 segundos. El tercer contacto, final de la totalidad, a las 17h 23m 15s. El cuarto contacto, fin de la parcialidad, a las 18h 28m, justo antes de la puesta de sol.

EL ANILLO DE DIAMANTE

Durante la totalidad se mostró una hermosa corona solar, la capa más externa del Sol compuesta de plasma y que se extiende más de un millón de kilómetros desde su origen sobre la cromosfera. La corona solar sólo puede observarse a simple vista y sin protección durante un eclipse total de Sol. En las fotografías de alta resolución realizadas se pueden observar también las Perlas de Baily, cadena de puntos brillantes de luz que aparecen alrededor de la Luna en los momentos anteriores y posteriores a un eclipse total de Sol, causados por la luz solar que brilla a través de las montañas lunares. La primera y última perla de Baily provocan un espectacular destello luminoso denominado Anillo de Diamante, siendo la observación de estos el momento que causa más emoción entre los espectadores.

Los eclipses solares se producen cuando la Luna se alinea con el Sol en el cielo, tapando el disco solar desde la perspectiva de un observador en la Tierra. Hay tres tipos: total, parcial y anular. Sólo en un eclipse total el disco lunar cubre por completo al disco solar y el fenómeno puede observarse a simple vista sin protección. Los últimos eclipses totales de Sol ocurrieron en España en los años 1905 y 1912. En el año 2005 hubo un magnífico eclipse anular que pasó por Vigo, por Madrid y por Gandía.

El eclipse de este domingo duró tres horas y dieciocho minutos, recorriendo una distancia de 13.600 kilómetros. Este eclipse ha sido, en realidad, un raro eclipse híbrido, empezando como anular al norte del atlántico y convirtiéndose en total en todo el resto de su recorrido.

DENSAS NUBES EN CANARIAS

Desde las Canarias se tendría que haber apreciado un eclipse parcial, pero las densas nubes que cubrían el archipiélago han impedido disfrutar del eclipse solar, que en las islas ha llegado al 35 por ciento de parcialidad, y sólo esporádicamente se ha podido observar el fenómeno celeste.

El próximo eclipse total de Sol no se producirá hasta el año 2015, el 20 de marzo, atravesando el Polo NorteSvalbard y las Islas Feroe. En España se producirám de aquí unos años otros dos eclipses totales seguidos, en el 2026 y el 2027.

0 Comentarios