Ir a contenido

Colabora:

PRESENTACIÓN DE LAS CIFRAS

Los fondos para el futuro

El nuevo presupuesto del Área Metropolitana de Barcelona aumenta en un 3,9% para el 2018

Anna Rocasalva

Viviendas en Can Batlló. Una familia admira las vistas desde su futuro piso.

Una familia admira las vistas desde su futuro piso en Barcelona / ALBERT BERTRAN

El pasado 2 de noviembre, el pleno extraordinario del Consejo Metropolitano aprobó definitivamente el presupuesto del Grupo AMB para el 2018, «con un importe total de 1.697 millones de euros», informa el Coordinador General del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Eduard Saurina; hecho que lo sitúa en el tercer puesto del sector público de Catalunya en términos cuantitativos, después del de la Generalitat y del Ayuntamiento de Barcelona. 

«El Grupo AMB se refiere al Área Metropolitana de Barcelona y todas las entidades y empresas públicas íntegramente participadas por el ente metropolitano», matiza Saurina. Así pues, los 1697 millones corresponden al presupuesto propio de la institución metropolitana, al de su ente público empresarial de vivienda, IMPSOL, al de su organismo autónomo, el Instituto Metropolitano del Taxi, y al de sus sociedades mercantiles participadas. Estas son las empresas de Transportes de Barcelona, Ferrocarril Metropolitano de Barcelona, AMB Información y Servicios, Proyectos y Servicios de Movilidad y Transportes Metropolitanos de Barcelona.

HITOS ESTRATÉGICOS

Restando la parte del presupuesto de los entes que conforman el Grupo AMB, el importe total de los fondos gestionados directamente por la institución metropolitana suman 684,6 millones de euros, «lo que supone un aumento del 3,9% respecto al presupuesto del 2017, que era de 658,74 M€», explica el Coordinador General del AMB.

Texto Alternativo

En términos generales, se destinarán 161,87 millones de euros a mejorar la recogida de residuos y su impacto medioambiental, incentivando las medidas implementadas por los ayuntamientos en la recogida de los desechos y sancionando las malas prácticas. «La inversión en este ámbito de gestión de residuos urbanos también incluye las plantas de selección, los ecoparques, los puntos verdes, los depósitos controlados y las plantas de compostaje», agrega el Director de Servicios Generales del AMB, Antoni Novel. 

En el presupuesto de 2018 también se introduce un cambio de modelo en la Tasa Metropolitana de Residuos, incorporando una bonificación del 100% de la TMTR para las familias más vulnerables.

Asimismo, se pretende mejorar la transparencia de los ayuntamientos metropolitanos y continuar trabajando para disponer del Plan Director Urbanístico (PDU) antes de final de mandato. «La gestión e inversión en el territorio asciende a 100 millones - comenta Novel - que incluye el mantenimiento de las Rondas de Barcelona y la red de parques y playas metropolitanas».

COMPETENCIAS CLAVE

Una de las competencias clásicas del AMB es el ciclo integral del agua, con una dotación de 57,79 millones.

No obstante, «el peso del transporte público en el presupuesto del área metropolitana siempre es el más significativo», explica el Director de Servicios Generales del AMB. Los fondos destinados a este sector impulsarán la movilidad sostenible, la eficacia y la innovación. En este sentido, los costes más relevantes son los pagos de los servicios de gestión indirecta de transporte público (100,86M €) y la aportación a la Autoridad del Transporte Metropolitano (129,7M €), que se incrementa en 17,6M € respecto al año 2017. 

Por otra parte, también están los costes de la tarifación social, es decir, «la gestión de la tarjeta rosa para la gente mayor, y de los títulos de transporte para personas con movilidad reducida, entre otras», aclara Novel.

También destacan los más de cinco millones dirigidos a impulsar el uso de vehículos eléctricos, invirtiendo en nuevos puntos de recarga y en el mantenimiento de la red actual, así como en un paquete de subvenciones a los ayuntamientos.

FINALIDAD SOCIAL

En definitiva, el nuevo presupuesto garantiza todas las políticas públicas y la capacidad inversora en los programas comprometidos socialmente, de los cuales el AMB es líder en el sector. Por ejemplo, permitirá profundizar en el conjunto de políticas sociales como los planes municipales de ocupación y el Programa de medidas contra la pobreza energética. 

El presupuesto también incidirá en el conjunto de políticas referentes a los espacios naturales y los sectores ambientales, favoreciendo una movilidad metropolitana sostenible para hacer frente al cambio climático y la lucha contra la contaminación. Y permitirá mejorar la calidad democrática, mediante el fomento de la Agencia de Transparencia Metropolitana.

Una de las novedades más destacadas de 2018 es la creación de una sociedad de economía mixta (pública y privada) para el impulso del alquiler social. Esta sociedad, que se denominará “Habitaje Metrópolis Barcelona”, estará operativa en febrero «y dispondrá de 60 millones de euros para la promoción de 600 viviendas de alquiler asequible en la primera fase», anuncia el Coordinador General del AMB. Más adelante, la intención es proveer el área metropolitana con 4.500 pisos de alquiler social. 

0 Comentarios
cargando