Ir a contenido

DATOS DEL SMC-METEOCAT

Uno de los otoños más secos de las últimas décadas

En algunos puntos de Catalunya llovió en los tres meses menos del 30% de la media histórica

Antonio Madridejos

amadridejos40601583 barcelona 19 10 2017 lluvia en la ciudad turistas en el parc171213180145

Paseantes en la Ciutadella durante uno de los últimos episodios de lluvia en la ciudad de Barcelona, el pasado 19 de octubre. / ALBERT BERTRAN

El último otoño meteorológico, el periodo septiembre-noviembre, fue en Catalunya uno de los más secos de las últimas décadas, similar al del año 2009, y en algunas zonas, como el extremo sur y norte del Alt Empordà, no llovió ni el 30% de la media histórica, según datos publicados por el Servei Meteorològic (SMC-Meteocat). Desde un punto de vista termométrico, el trimestre fue normal en la mayor parte de Catalunya.

Aunque los datos antiguos son escasos, la estación del Observatorio del Ebro, en Roquetes, y la del Observatorio Fabra, en Barcelona, han registrado el tercer otoño más seco desde su inauguración en 1905 y 1914, respectivamente, en ambos casos tras 1974 y 1935.

El Meteocat también pone como ejemplo que 7 de los 44 observatorios de su red de estaciones automáticas (XEMA) con al menos 20 años de historia batieron el récord de menor precipitación: embalse de Darnius-Boadella (Alt Empordà), Aldover y la Aldea (Baix Ebre), Cassà de la Selva (Giron7ès), Alcanar y Alfacs (Montsià) y Constantí (Tarragonès). En otras ocho fue la segunda más seca: El Pont de Suert (Alta Ribagorça), Cabanes y Sant Pere Pescador (Alt Empordà), La Tallada d'Empordà (Baix Empordà), Viladecans (Baix Llobregat) ​​y Amposta y Ulldecona (Montsià).

Noviembre, en cabeza

Salvo excepciones, dice el Meteocat, los tres meses se han situado por debajo de la media climática en cuanto a precipitaciones, aunque destaca especialmente noviembre, en el que las lluvias no llegaron al 30% en prácticamente todo el territorio. Para encontrar al mes similar hay que retroceder a los noviembres de 2009 o 2006.

Las anomalías fueron consecuencia, explica el Meteocat, "del desplazamiento del anticiclón atlántico al norte de su ubicación habitual, lo que provocó una situación de bloqueo del flujo atlántico y favoreció el paso de sistemas frontales con dirección noroeste". Noviembre, no obstante, resultó lluvioso en zonas elevadas del Pirineo occidental y central y en puntos del litoral norte.

En septiembre y octubre, que suelen ser los meses más lluviosos del año en la vertiente mediterránea de la península Ibérica, la precipitación tuvo un comportamiento más irregular, prosigue el Meteocat. Septiembre fue seco en gran parte de Catalunya, y muy seco en las Tierras del Ebro, macizo del Garraf y puntos del Penedès y Alta Ribagorça. Por el contrario, resultó lluvioso en algunos sectores de la Costa Brava, en el Prepirineo oriental, el Montseny y puntos de la llanura de Lleida.

En octubre, finalmente, "el desplazamiento de la corriente de chorro en el norte del continente como consecuencia de una persistente dorsal anticiclónica inhibió el paso de sistemas frontales", lo que provocó que el mes resultase de nuevo seco en gran parte del territorio catalán, y muy seco en los extremos noreste y suroeste y puntos del oeste. En cambio, fue lluvioso en la parte central del litoral y prelitoral, la sierra del Montsant y puntos de la Terra Alta, Garrigues, Pla d'Urgell y Noguera.

Temperaturas en la media

En cuanto a temperaturas, la estación fue normal en la mayor parte de Catalunya, con valores de anomalías muy similares a las climáticas. Las anomalías positivas más elevadas, de +1,0°C, se dieron en buena parte del sector sur y central del litoral y prelitoral, como la misma ciudad de Barcelona, ​​pero también en cotas altas del Pirineo y Prepirineo oriental, Osona, Montsec y área del Montseny. En cambio, ha sido ligeramente fría en algunos sectores de las comarcas de Ponent, puntos del Pirineo occidental, sierra de Prades y también el Solsonès y el Berguedà.

0 Comentarios
cargando