Ir a contenido

MANIFIESTO EUROPEO

Declive de las abejas: 80 oenegés reclaman la prohibición total de los neonicotinoides

La Comisión Europea votará la próxima semana si prorroga y amplía el veto actual para tres insecticidas

Antonio Madridejos

Las abejas, en plena actividad de fabricación de miel.

Las abejas, en plena actividad de fabricación de miel. / ALBERT BERTRAN

Ochenta organizaciones ecologistas, agrícolas y científicas europeas han unido sus fuerzas y han constituido este martes la Coalición para Salvar las Abejas con el objetivo de exigir la prohibición total del uso de neonicotinoides, insecticidas muy comunes en agricultura que numerosos estudios vinculan al declive de los himenópteros.

Hace cuatro años, la Unión Europea prohibió el empleo de tres conocidos neonicotinoides -imidacloprid, clotianidina y tiametoxam-, pero lo hizo de forma temporal y con numerosas excepciones, explica a este diario Luís Ferreirim, portavoz de agricultura Greenpeace, una de las asociaciones implicadas. "El veto debería ser total porque cada vez son mayores las evidencias de que esos insecticidas son perjudiciales para las abejas y otros polinizadores", afirma.

Según ha explicado la Coalición en un comunicado, la Comisión Europea podría votar la próxima semana -días 12 y 13 de diciembre- ampliar la prohibición temporal de los tres neonicotinoides. La Comisión ya planteó esta posibilidad el pasado marzo. Además, la comisión de Medio Ambiente del Parlamento Europeo rechazó tres meses después las objeciones planteadas contra la propuesta.

La Coalición insta a todos los estados miembros de la UE a votar a favor de la prohibición total de los neonicotinoides. Eso supondría eliminar las excepciones vigentes, como su uso en invernaderos, para cereales de invierno y para cultivos de remolacha, entre otros, prosigue Ferreirim. De momento, Reino Unido, Irlanda y Francia han respaldado una prohibición más estricta, pero el resto de los estados miembros aún no han hecho pública su postura.

El representante de Greenpeace asegura que, tres años después de la primera prohibición parcial, el 75% de las muestras de miel analizadas aún siguen llevando trazas de los tres neonicotinoides, como puso de manifiesto un estudio publicado recientemente en la revista Science' 

Más allá de una grave crisis ambiental, el declive de las abejas amenaza la productividad agrícola y el equilibrio ecológico. "Los insectos polinizadores contribuyen a la producción de más del 80% de las plantas cultivadas. Sin ellos, algunos de nuestros alimentos más saludables, incluida la mayoría de las frutas y verduras, serían difíciles de producir y más costosos", subraya la Coalición. Se ha calculado que el valor económico de la labor de polinización para la agricultura europea es de unos 22.000 millones de euros anuales.

Estudiar otros plaguicidas

La Coalición también exigirá una evaluación adecuada de todos los demás plaguicidas para poder determinar su impacto en las abejas. Asimismo, pedirá la aprobación "sin demora" del documento guía de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) sobre la evaluación de riesgo para las abejas de 2013.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) concluyó que el uso de neonicotinoides "supone un riesgo para las abejas en todos los cultivos al aire libre, no solo en aquellos que son atractivos para estos insectos", subraya la Coalición. Varios estudios recientes también han mostrado que, en ocasiones, el agua y las flores silvestres contienen neonicotinoides.

"Una actualización reciente de la Evaluación Mundial Integrada sobre el Impacto de los Plaguicidas Sistémicos evaluó 500 estudios científicos publicados desde 2014 y confirmó el alto riesgo que estas sustancias plantean no solo para los insectos, sino también para los vertebrados y la vida silvestre en general", insiste la Coalición.

Petición al Gobierno de España

Ferreirim asegura que la ciencia es "clara y contundente" y que los insecticidas neonicotinoides son "una gran amenaza para las abejas y otras especies". "El Gobierno español no tiene ninguna razón para no apoyar una prohibición total de los neonicotinoides", concluye. España es el segundo productor europeo de miel.

0 Comentarios
cargando