Ir a contenido

PROGRAMA PYROS LIFE

La Generalitat libera un nuevo oso esloveno en el Pirineo

El ejemplar, un macho adulto, llega para intentar atajar el problema de consanguinidad entre ejemplares

Ha sido liberado en el parque natural del Alt Pirineu, en el Pallars Sobirà

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

La liberación de un oso pardo, esloveno en la Vall dAran. / periodico (GENERALITAT DE CATALUNYA)

Tras un largo traslado por carretera, el oso Goiat despertó al anochecer en un paraje de coníferas y prados similar a los de su Eslovenia natal. Estaba lloviendo. Miró a ambos lados, saltó de la furgoneta y se fue corriendo hasta perderse en la espesura del bosque de Bonabé, en el valle de Isil (Pallars Sobirà). Los técnicos comprobaron que los radiotransmisores funcionaban y se dieron por satisfechos.

Goiat, un macho adulto de oso pardo ('Ursus arctos'), de unos 205 kilos de peso, fue liberado el lunes por técnicos de la Generalitat en el marco del programa europeo Pyros Life para la consolidación de los plantígrados en el Pirineo. Tras las liberaciones efectuadas por Francia en 1996, 1997 y 2006, que han permitido que la población de osos en la cordillera se librara de la extinción, se trata de la primera vez que un animal es reintroducido en la vertiente sur.  

Sin embargo, como destaca la Generalitat, el oso no llega para aumentar la población de plantígrados en el Pirineo, que crece a buen ritmo de forma natural, sino fundamentalmente para aportar sangre nueva y frenar la actual consanguinidad entre ejemplares, un problema que amenaza su futuro genético. Actualmente, prácticamente todos los osos del Pirineo son hijos, nieto o incluso bisnieto del patriarca Pyros, un viejo ejemplar también de origen esloveno que fue liberado en 1997 y que tiene ahora 28 años. Está previsto que el nuevo animal ocupe su lugar.

La captura: al sexto intento

Como explica Santiago Palazón, coordinador científico del programa Life Pyros, para la captura de Goiat en Eslovenia fueron necesarios seis intentos antes de dar con el ejemplar ideal que se buscaba. Lo que se hace en estos casos es colocar un cebo de carne para atraer a los animales y luego lanzarle un dardo anestésico. Tras la captura del animal, el domingo por la noche, el equipo salió por carretera la madrugada posterior, a las 2.30 horas, y llegó al Pirineo catalán a las 20.30 del lunes.


La captura incluyó también un análisis de muestras de sangre y de pelo. Palazón explica que las muestras servirán "para comprobar que el animal está bien y para estudiar su genética. Se descartó un periodo de aclimatación al nuevo ambiente. “Lo que interesa es devolverlo a la libertad lo antes posible, que el malestar sea mínimo", insiste Antoni Batet, responsable del seguimiento de campo de la especie en el parque natural del Alt Pirineu.

Haberlo denominado Goiat, un término pallarés para referirse a los chicos jóvenes o solteros, responde al objetivo de su liberación: "Que el chico joven sustituya el viejo macho", resume Ferran Miralles, director general de Polítiques Ambientals (Departament de Territori). Aunque es ligeramente más pequeño que Pyros, Goiat es un "hermoso ejemplar en plenitud", confía Miralles. 

ACUERDO CON LOS ALCALDES

El nuevo plantígrado fue liberado en Bonabé, un bello paraje del parque natural del Alt Pirineu, relativamente frecuentado por excursionistas, tras el acuerdo alcanzado con los alcaldes y otros representantes locales, que el lunes aguardaban a lo lejos, protegidos en sus coches. No había más curiosos porque la Generalitat quiso evitar cualquier espectáculo mediático y cualquier protesta de los opositores.

El oso fue capturado en un bosque de la reserva de caza de Jelen, en el sur de Eslovenia, a unos 100 kilómetros de Medved, lugar de origen de Pyros, lo que evita que puedan ser parientes y se perpetúe la consanguinidad. El traslado y liberación de Goiat fue "monitorizado en todo momento por el equipo técnico, formado por nueve personas", destaca Miralles.

Goiat lleva sendos transmisores en el cuello y las orejas que permitirán seguir sus pasos por GPS hasta que, dentro de dos años, se acaben las pilas y se desprendan del animal. "Sabremos cada 15 minutos dónde se encuentra", dice Miralles. Al margen de profundizar en el conocimiento de la biología de los osos, la Generalitat se reserva el poder capturarlo de nuevo si fuera un animal conflictivo. Con posterioridad, el ejemplar se localizará mediante el seguimiento convencional, "que consiste en la busca y detección pasiva de rastros dejados por el animal en sus desplazamientos habituales, como excrementos, huellas, pelos y otros indicios, además del trampeo fotográfico", comenta el Departament de Territori.

0 Comentarios