Ir a contenido

ACTIVIDAD GEOLÓGICA EN CANARIAS

Los datos sísmicos registrados en El Hierro no presagian un "desenlace inmediato"

El comité científico mantiene el semáforo amarillo en la zona más próxima a los epicentros

El temblor más intenso de la nueva crisis ha sido de 4,9 en la escala de Richter

El comité científico del Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico (Pevolca) de Canarias considera que los datos recogidos desde el resurgimiento de la actividad sísmica en El Hierro, a partir del 18 de marzo, no apuntan a un desenlace eruptivo inmediato.

Las magnitudes registradas en los más de 2.100 movimientos registrados en este repunte sísmico, la mayor de las cuales se midió el domingo con 4,9 en la escala de Richter, son similares a las del anterior, en julio de 2012, que concluyó sin consecuencias, ha explicado la portavoz del comité científico, María José Blanco. Los resultados pueden consultarse en la web del Instituto Geográfico Nacional (IGN).

Tras esta reunión, no hay variaciones del nivel de alerta y se mantiene el semáforo amarillo por riesgo sísmico en la zona más cercana al lugar donde se localiza la mayoría de los seísmos.

Epicentros en la costa occidental

La sismicidad, según ha explicado Blanco, se sigue localizando a unos diez kilómetros al oeste de la costa de El Hierro y a entre 15 y 20 kilómetros de profundidad, excepto algunos movimientos más superficiales a 2 kilómetros de la playa del Verodal.

Los movimientos han registrado desplazamientos hacia el sur y el oeste desde su comienzo. Hasta ahora se ha medido una deformación de 11 centímetros en este repunte sísmico. La crisis anterior concentró la actividad volcánica en el otro extremo de la isla, junto a la punta de La Restinga

Los datos geoquímicos indican niveles de dióxido de carbono de 1.700 toneladas por día, cuando los valores normales son entre 150 y 890 toneladas.

En la reunión del comité científico han participado representantes de la Universidad de La Laguna, Instituto Vulcanológico de Canarias, el Instituto Español de Oceanografía, Instituto Geológico y Minero de España, Consejo Superior de Investigaciones Científicas e IGN, además de miembros de la Dirección General de Protección Civil del Estado y de la Dirección General de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias.

"Los datos no apuntan a un escenario que pueda desencadenarse de forma inmediata", y no hay señales de tremor, ha añadido María José Blanco en relación con una posible erupción como la que tuvo lugar bajo el mar en octubre de 2011 cerca de la costa sur de la isla. Desde esa erupción, hubo otro repunte sísmico con valores similares a los actuales que concluyó sin consecuencias eruptivas, y ahora puede darse el mismo escenario o no, "pero no hay indicios de que vaya a haber un desenlace de manera inmediata", según los expertos.

0 Comentarios
cargando