Ir a contenido

Contratación navideña: poca y precaria

El comercio, que espera una buena campaña de ventas, anuncia un aumento de la contratación para estas fechas, pero las cifras que se ofrecen son engañosas. No son contratos temporales para toda la campaña

GLORIA SÁNCHEZ. SECRETARIA SECTORIAL DE COMERCIO DE LA FEDERACIÓN DE SERVICIOS, MOVILIDAD Y CONSUMO DE UGT DE CATALUNYA

Contratación navideña: poca y precaria_MEDIA_2

david frutos

En pocos días tendremos encendidas las luces de Navidad en todos los pueblos y ciudades y habrá comenzado oficialmente la campaña navideña, la época de mayor consumo del año, que puede representar para los comercios hasta un 25% o 30% de las ventas anuales y puede suponer alcanzar los presupuestos anuales.

Los comerciantes se muestran muy optimistas respecto a la campaña de este año. Aunque manifestaron que la tensión política de los últimos meses había producido un freno a las ventas y les hacía pensar en un escenario negativo, se ha restablecido la normalidad en cuanto al consumo y vuelven a tener unas expectativas muy elevadas.

Así, los empresarios esperan cifras récords de ventas esta Navidad por diferentes motivos. En primer lugar, porque tienen en cuenta el incremento del consumo que se ha ido producido durante el año y, en consecuencia, esperan que esta tendencia de crecimiento se mantenga. En segundo lugar, porque confían en que el auge del comercio electrónico tenga sus frutos en esta época y se dispare la venta en línea.

Adelanto de la campaña

Además, debemos pensar que el hecho de que cada año se avance más el inicio de la campaña navideña debe favorecer forzosamente un aumento del consumo. Hace unos años se implantó en Catalunya y en el resto de España el Black Friday, una promoción comercial procedente de EEUU que consiste en ofrecer grandes ofertas el último viernes del mes de noviembre. Esta promoción inicial se ha ido modificando y adaptando a nuestras costumbres y hoy en día es una promoción que empieza la última semana de noviembre y que significa en realidad el pistoletazo de salida de la Navidad.

Estos buenos resultados esperados han tenido un efecto inmediato: las empresas del sector han manifestado un aumento de la contratación, incluso se habla en algunos casos de un 12% de creación de empleo y de aproximadamente 22.000 nuevos contratos en todo el Estado.

Desgraciadamente, desde la UGT de Catalunya no compartimos este entusiasmo respecto a la contratación en la campaña de Navidad, principalmente porque consideramos que estas cifras que se presentan mediáticamente son engañosas.

Por un lado, debemos ser conscientes de que cuando las empresas anuncian esta gran cantidad de creación de empleo nuevo en Navidad no están hablando de contratos temporales para toda la campaña, sino que en muchos casos son contratos solo por semanas o, incluso, por días, y mayoritariamente a tiempo parcial. Así, las condiciones de la ocupación durante la Navidad son un reflejo de las características del mercado laboral actual, con un alto nivel de temporalidad y parcialidad.

Por lo tanto, si todos estos contratos se tradujeran realmente a contratos temporales para toda la campaña navideña a jornada completa, posiblemente la cifra de creación de empleo se reduciría a menos de la mitad.

100.000 trabajadores menos

Por otra parte, consideramos que esta contratación es totalmente insuficiente teniendo en cuenta otro factor relevante: se está informando de que las ventas esta Navidad serán muy parecidas a las que se produjeron los años anteriores a la crisis, pero el número de trabajadores y trabajadoras del sector es muy diferente.

Así, en el 2008 la población ocupada en el sector de comercio en Catalunya era aproximadamente de 425.000 personas; en cambio hoy no llega a los 330.000. Por lo tanto, con estos datos podemos extraer una rápida conclusión: se deberá realizar la misma carga de trabajo con 100.000 trabajadores menos.

A esta falta de personal tenemos que añadir las condiciones laborales del comercio. No podemos olvidar que hablamos de un sector muy precarizado, con salarios bajostrabajo en festivos sin compensación, jornadas irregulares, y compuesto mayoritariamente -en un 70% del total- por mujeres, de las cuales alrededor del 72% son madres. Circunstancias, todas ellas, que hacen prácticamente imposible la conciliación de la vida personal, familiar y laboral.

La formación, un factor inexcusable

Por todo ello, desde el sector de comercio de UGT de Catalunya denunciamos una falta de contratación para esta campaña de Navidad, entendiendo que sería necesario, por un lado, que la creación de empleo equiparara el volumen de trabajadores y trabajadoras con los que había antes de la crisis, y por otro lado, que esta ocupación sea de calidad, es decir, contratos que en su mayoría sean susceptibles, una vez finalizada la campaña, de transformarse en indefinidos, contratos a jornada completa y, por supuesto, contratos que incorporen la inexcusable formación.

No se puede contemplar un incremento del consumo y querer consolidarlo durante todo el año sin hacer una gran apuesta de inversión hacia la profesionalización del sector. Tenemos el firme convencimiento de que es imprescindible un trabajo de calidad y unos trabajadores bien formados si pretendemos mejorar la calidad del servicio, profesionalizar el sector del comercio y fidelizar a los clientes para que las próximas campañas navideñas sean un éxito.

0 Comentarios
cargando