Ir a contenido

IDEAS DE NEGOCIO

El 'todo a cien' en la red

Beewow, tienda 'on line' con regalos de bazar de entre uno y 10 euros y entrega en un máximo de 24 horas, espera cerrar a finales de diciembre una ronda de financiación por un importe de 200.000 euros

Agustí Sala

<b>EQUIPO.</b> Los integrantes del equipo, en las instalaciones de la compañía.

EQUIPO. Los integrantes del equipo, en las instalaciones de la compañía. /

No se trata de vender artículos caros, ni tampoco ofertas de ropa de moda a buen precio, al estilo outlet, sino de convertir una tienda on line en un bazar en el que encontrar regalos «bonitos» y con precios que, en general, oscilan entre un euro y 10 euros y entrega a domicilio en un máximo de 24 horas, explica Germán Vidal, uno de los tres socios fundadores de Beewow (https://beewow.shop/).

La empresa es la primera surgida de la incubadora Denium by SeedRocket en Barcelona, donde tienen su sede aún compartida por encontrarse en los inicios del negocio. La incubadora de la que surgieron es una alianza estratégica entre dos sociedades destacadas en el mundo de las start-ups.

SeedRocket la fundaron los emprendedores Jesús Monleón (Emagister y Trovit) y Vicente Arias (Softonic y Offerum), y entre sus éxitos se encuentran Marfeel, Kantox o Chicfy; y Denium, que cuenta con una pequeña parte del capital de Beewow, ha participado en más de una treintena de start-ups, entre ellas Citibox y Voicemod.

La web de Beewow se puso en marcha a finales junio pasado y ya ha vendido unos 300 productos durante los dos meses completos de verano. Tienen previsto alcanzar el equilibrio a mediados del año que viene, momento a partir del cual tendrán beneficios. «El objetivo es mantener un ritmo de crecimiento importante mes a mes», afirma.

Para acelerar el crecimiento tienen previsto cerrar en diciembre una ronda de financiación de 200.000 euros, con la que tendrán combustible para unos 18 meses. «Necesitaremos recurrir periódicamente a las rondas porque no solo compramos los productos sino que los empaquetamos», destaca.

El inicio del negocio se hizo con 12.000 euros de capital aportados por las tradicionales tres efes a las que suelen recurrir los emprendedores (familyfools and friends, o sea familiares, locos y amigos). Pero para consolidarse y acelerar el crecimiento requieren más fondos.

Beewow ha comenzado con cuatro categorías de productos, que son los complementos del hogar, la papelería, los gadgets y los juguetes. «Son los más demandados en este tipo de artículos», explica Vidal. En todo caso tienen previsto ampliar el catálogo hacia una electrónica «con una mínima calidad».

Para controlar que su oferta se aproxime al tan perseguido objetivo de comprar bueno, bonito y barato, llevan un control en tres fases. En la primera detectan aquellos artículos que les interesan. Deben gustarles y estar bien de precio.

Luego se proceden a probar si tienen una calidad mínima. De lo contrario los desechan por más que entren por la vista. Además no han de ser muy voluminosos para evitar sobrecostes de distribución. Por los envíos de entre 10 (el pedido mínimo) y 25 euros cobran 2,5 euros; y estos costes están incluidos si los pedidos superan los 25 euros. Correos Express, la filial de paquetería urgente de la empresa pública, es la encargada del reparto de los pedidos de los  clientes de la compañía.

Actualmente sus proveedores son importadores asiáticos ubicados en Europa. Aunque con esta fórmula con intermediarios reducen su  margen, han podido «salir antes al mercado, al no tener que realizar las importaciones directamente de Asia», afirma Vidal. Lo cierto es que prevén comprar directamente en China, pero también en otros países asiáticos, a medida que ganen volumen.

A los integrantes de Beewow les gusta destacar que se diferencian de gigantes como Amazon o la china Alibaba en que están especializados. «Ellos tienen de todo, pero, por ejemplo, no artículos de un todo a cien», subraya. También lanzan ofertas ligadas a temporadas del año o acontecimientos especiales.

La más reciente se centra en los artículos vinculados con la vuelta al colegio, a la oficina o al trabajo después de las vacaciones de verano. Se han creado paquetes especiales de productos con precios aún más bajos. Se hace lo mismo, por ejemplo, con la Fiesta de la Cerveza en Múnich, que se celebra en octubre (Oktoberfest) o el Haloween. «Pero siempre con artículos con unos mínimos de calidad», asegura el representante de la empresa.

Además de Vidal, que es el encargo de operaciones de la empresa, esta la fundaron también Jordi Planas, el consejero delegado; y Sara Víctor, que se ocupa de la parte técnica.

0 Comentarios
cargando