Ir a contenido

IDEAS DE NEGOCIO

Mamá te llena la nevera

Deliberry prevé llevar su modelo de compra personalizada por parte de mujeres con experiencia y entrega inmediata a Madrid en el plazo de unos dos meses para luego hacerlo en otras ciudades de España y Europa

AGUSTÍ
SALA

En la sociedad actual, en la que trabajan tanto hombres como mujeres, llenar la nevera o la despensa para la semana o el mes se convierte en una odisea. O se aprovechan los descansos o hay que dedicar el sábado a hacerlo.

Deliberry (www.deliberry.com)  empezó a operar en mayo en Barcelona con el objetivo de facilitar la vida a quienes se encuentran en esta situación. No solo permite hacer la compra por internet -algo que se puede hacer en las webs de cadenas y establecimientos- en comercios con los que ha llegado a acuerdos sino que son un batallón de mujeres mayores de 45 años (bautizadas como mama shoppers) las que se ocupan de ir a las tiendas a seleccionar los productos frescos (carne, pescado, fruta, verdura...). Luego los repartidores llevan la compra a casa en una hora o cuando pide el cliente, dentro de franjas de una hora, hasta las diez de la noche.

Actualmente tienen contratadas en Barcelona a 11 mujeres mayores de 45 años con experiencia en comprar para su hogar y siete repartidores. La previsión es llegar a 25 mama shoppers en unos seis meses. Hacia enero comenzarán a operar en Madrid con la vista puesta en el viejo continente para «ser líderes en el sur de Europa», afirma Gemma Sorigué, consejera delegada y cofundadora del negocio. «Somos un marketplace, con multimarcas y multitienda; selección cualitativa de los productos frescos por parte de las mamma shoppers y la comodidad de la entrega de la compra en una hora o cuando pide el cliente», explica Sorigué.

El servicio está enfocado «a la compra de rutina, que suele ser semanal», con la idea de que la compradora lo haga como si fuera para ella misma. Está previsto incorporar en breve proveedores de productos de gurmet, comida casera hecha, vinos y licores y pastelería para aumentar la oferta, afirma Sorigué.

La firma tiene acuerdos actualmente con los súper PlusFred, Veritas, Caprabo, Dia, Casa Ametller o Escofet Oliver, donde las compradoras, algunas de ellas contratadas gracias a la colaboración con Cáritas o la Obra Social La Caixa, satisfacen los pedidos de los clientes. Muchas son profesionales paradas deseosas de hallar un empleo. Uno de los grupos con más paro es precisamente el de las mujeres mayores de 45 años.

«Comprar bien no es tan fácil. Yo misma, a veces, llamo a mi madre cuando estoy en el mercado para que me aconseje. Ella misma colaboró al inicio del proyecto», explica. La experiencia es un grado y pretende ser uno de los valores del  servicio, junto con la entrega rápida.

Las compradoras pagan con la tarjeta de Deliberry. El cliente recibe un e-mail con el coste de la adquisición, que luego se le carga a su tarjeta, cuyos datos ha registrado en la web de la compañía. Al ser una compra por delegación puede darse el caso de que un determinado producto incluido en el pedido no tenga buen aspecto y la compradora experta recomiende otro. Se consulta entonces  con cliente por el móvil y luego se hace el cargo a su tarjeta. El cliente paga 5,90 euros por el servicio.

Deliberry forma parte de Antai Venture Builder, una incubadora de start-ups que participa en proyectos como Wallapop, Chic Place o Fancy BoxAdemás de Sorigué, fundaron esta empresa otros excreadores y directivos de LetsBonus como ella misma, Camilo Defoin y Miguel Vicente, así como Gerard Olivé, fundador de BeRepublic. Estos dos últimos son también los promotores de Antai.

Al crear la compañía se inspiraron en el modelo de la estadounidense Instacart, que entrega el pedido de la compra de alimentos en unos 60 minutos y factura más de 2.000 millones de dólares. «Pero se adaptó a un país mediterráneo, donde hay mucha experiencia en la compra de alimentos de calidad», afirma.

Los ingresos de Deliberry proceden del servicio por el que pagan los clientes (5,90 euros) y de la comisión sobre las ventas de las cadenas y comercios con las que tienen acuerdos. En el futuro quieren incorporar también ingresos por publicidad. Celosos de las cifras, los promotores aseguran que tienen la previsión de crecer más del 500% el año que viene con respecto a los tres últimos meses de este año. En el 2017 el alza se multiplicará por cinco y en el 2018, por tres. Según la consultora Nielsen, la compra de productos frescos por internet aumentará el 250% en el 2018. En el 2014 significó solo el 1,2% del total. Por tanto, queda mucho camino por recorrer.

0 Comentarios