Ir a contenido

Barcelona apuesta por un transporte público más veloz y frecuente

La mejora del sistema público de transporte requiere mejorar la red de autobuses existentes para aumentar sus usuarios

EL PERIÓDICO / BARCELONA

bus

La apuesta por el transporte público conllevará el aumento de carriles bus, la instalación de nuevas paradas y semáforos, entre otras medidas. / periodico (AYUNTAMIENTO DE BARCELONA)

El Ayuntamiento de Barcelona pone en marcha una medida para mejorar globalmente la red pública de transporte, que debe ampliar y mejorar la infraestructura de los carriles bus y aumentar la regularidad y la frecuencia de paso de los vehículos.

“Si queremos aumentar los viajeros en el transporte público, el cambio se tiene que producir en el transporte de superficie porque es donde más margen de mejoras tenemos”, ha asegurado la concejala de MovilidadMercedes Vidal. Con un nuevo método de análisis aplicado a las 16 líneas de la nueva red de bus ya implantadas, se ha establecido que hay 10 líneas (H6, H8, H10, H12, H14, D20, V3, V7, V15 y V27) en las que la aplicación de medidas de mejora es prioritaria.

Se llevarán a cabo varias intervenciones y comportarán, entre otras medidas, el aumento de carriles bus, la instalación de nuevas paradas, nuevos semáforos y nuevas regulaciones semafóricas, mejoras en la señalización, ampliación de aceras para facilitar maniobras y paso de autobuses y aumento de los puntos donde la Guardia Urbana realiza controles de indisciplina. En total, hay 140 propuestas de mejora. Las intervenciones supondrán una inversión de 261.000 € y permitirán aumentar la regularidad de paso de un 78 a un 85 %.

La optimización del transporte público de la ciudad es una prioridad y, para ello, el Gobierno municipal ha elaborado una medida con la que, a partir de una nueva metodología de estudio, se efectúa un análisis del transporte público en superficie para evaluar e identificar los puntos de mejora y la puesta en marcha de nuevas medidas o propuestas que mejoren la frecuencia y el tiempo de recorrido.

OTRAS MEJORAS

Actualmente en la ciudad hay 163 kilómetros de carril bus, y la previsión para el 2018 es incrementarlos hasta un total de 182 kilómetros. Cuando se acabe de desplegar la nueva red de bus habrá un total de 97 líneas (28 líneas de la nueva red de bus, 43 líneas convencionales, 26 líneas de bus de barrio).

La apuesta para mejorar el transporte público en superficie se suma al conjunto de actuaciones que ya se están llevando a cabo o que se realizarán para optimizar el servicio de autobuses de la ciudad.

Temas: +Barcelona

0 Comentarios