Ir a contenido

NUEVA APLICACIÓN

Facebook permite saber qué páginas estuvieron expuestas a los rusos en las elecciones de EEUU

La herramienta, puesta en marcha sin promoción, solo cubre la exposición directa a páginas o cuentas de la Internet Research Agency y no sirve para móviles

Idoya Noain

zentauroepp41389328 file in this monday june 19 2017 file photo a user get171223185342

Elise Amendola

Facebook puso en marcha discretamente el viernes una herramienta que permite a usuarios en Estados Unidos de su red y de Instagram, una de sus subsidiarias, comprobar si estuvieron expuestos a propaganda rusa durante las elecciones del año pasado. La herramienta, no obstante, tiene muchas limitaciones y no cubre a los cerca de 140 millones de personas que la propia compañía ha estimado que fueron víctimas en EEUU de esa exposición.

Colocada en la página de ayuda de Facebook, la herramienta permite saber si entre enero de 2015 y agosto de 2017 se siguió o se le dio al “me gusta” en alguna de las páginas o cuentas creadas por la Internet Research Agency (IRA), la organización de trolls vinculada al Kremlin a la que se atribuye un papel central en una campaña de desinformación que buscaba sembrar división política y social en temas como raza, religión o derechos de la comunidad LGTB.

Facebook ha calculado que en EEUU cerca de 29 millones de usuarios vieron directamente contenidos producidos por la IRA, pero extiende hasta más de 140 millones la cifra de potenciales afectados que vieron en la red social o en Instagram ese contenido a través de la interacción con sus contactos. La nueva herramienta no permite saber si se estuvo expuesto por esa vía indirecta.

La herramienta tampoco cubre los cerca de 3.000 anuncios que la IRA compró en los días cercanos a los comicios estadounidenses y que se ha calculado que vieron 10 millones de personas. Asimismo, no extiende al análisis a contenido falso o de desinformación generado por otras fuentes que no fueran la IRA. Y por ahora solo funciona en ordenadores y no en móviles, desde donde un gran número de usuarios accede a las redes sociales.

Lanzamiento sin publicidad

Fue Recode, una página especializada en noticias de Silicon Valley, quien primero alertó el viernes de que había empezado a funcionar la herramienta, cuya creación Facebook anunció en noviembre pero que ahora ha lanzado sin dar publicidad. Y un portavoz de la compañía ha declarado que la van a promocionar, pero no se dan detalles de cómo.

Facebook es uno de los gigantes tecnológicos al que el Congreso de Estados Unidos está presionando para combatir activamente la diseminación de desinformación y propaganda. En noviembre la empresa entregó los 3.000 anuncios sospechosos a los comités que investigan la injerencia rusa en sus comicios. Y el mes pasado también uno de sus principales abogados compareció, junto a otro de Google y otro de Twitter, en una vista donde los tres fueron duramente recriminados por no haber hecho más para frenar esa injerencia. Se les urgió además a dar pasos activos para alertar a sus usuarios de que habían sido víctimas de la manipulación. Y fue tras esa comparecencia cuando Facebook anunció que crearía la herramienta, advirtiendo que sería "un reto" alcanzar a todos los usuarios afectados pero comprometiéndose a “proteger nuestras plataformas y la gente que las usa de malos actores que intentan minar nuestra democracia”.

“Estamos comprometidos con proteger la discusión política legítima en nuestra comunidad y combatir la interferencia extranjera en las elecciones”, se lee en la página de ayuda de Facebook desde la que se lanza la herramienta. En esa página también se detallan otros pasos del “plan de acción contra la interferencia extranjera” en la red creada por Mark Zuckerberg. Entre ellos se subraya la contratación de 10.000 personas, los esfuerzos para “identificar y eliminar violaciones de contenido y cuentas falsas” y una “actualización de las políticas de bloqueo de anuncios de páginas que repetidamente comparten historias identificadas como falsas por organizaciones de comprobación de veracidad”.

Pese a las limitaciones de la herramienta, Facebook da un paso más que otros gigantes. Según explicó Google en una carta que envió en noviembre al senador demócrata Richard Blumenthal ellos no pueden dar una ayuda similar a los usuarios de YouTube porque en esa página el contenido es accesible aunque no se haya entrado firmando con la propia cuenta. Google asegura que es incapaz de identificar a todos los que han visto un vídeo.

0 Comentarios
cargando