Ir a contenido

INVESTIGACIÓN EN WASHINGTON

La conexión Trump-Wikileaks

La organización de Assange mantuvo conversaciones directas con Trump Jr. antes y después de las elecciones presidenciales

El grupo ciberactivista sugirió que rechazasen una derrota frente a Clinton o que presionaran a Australia para nombrar a Assange embajador en EEUU

Ricardo Mir de Francia

AFP / MUNOZ ALVAREZ

Donald Trump Jr.
Julian Assange, en la Embajada de Ecuador en Londres.

/

No quedaba ninguna duda sobre las preferencias de Wikileaks en las pasadas elecciones estadounidenses, de las que fue protagonista al publicar miles de emails embarazosos del Comité Nacional Demócrata y la campaña de Hillary Clinton. Pero hasta ahora muy poco se sabía de la relación que pudo existir entre la organización de Julian Assange y la campaña de Donald Trump. Esas dudas acaban de ser despejadas. Ambos campos mantuvieron frecuentes conversaciones a través de la mensajería privada de Twitter antes y después de las elecciones de noviembre del 2016. Y dieron para bastante. Entre otras cosas, Wikileaks pidió a Trump que propusiese a Assange como embajador de Australia en EEUU o denunciase un amaño electoral en caso de ser derrotado en los comicios. 

Here is the entire chain of messages with @wikileaks (with my whopping 3 responses) which one of the congressional committees has chosen to selectively leak. How ironic! 1/3 pic.twitter.com/SiwTqWtykA

El intercambio de correspondencia comenzó el 20 de septiembre del 2016, aproximadamente un mes y medio antes de las elecciones, y se prolongó hasta julio del 2017, según ha revelado The Atlantic y más tarde ha confirmado una de las partes. Hablamos de Donald Trump Jr., el hijo mayor del presidente y el hombre que estuvo en contacto con Wikileaks tras recibir un primer correo que le alertaba del inminente lanzamiento de un comité de acción política "anti-Trump" que respondía al nombre de putintrump.org. "Hemos adivinado la clave", decía. "Consulta ‘Quienes somos’ para saber quién está detrás. ¿Algún comentario?" El primogénito del candidato le respondió unas 12 horas más tarde: "Off the record, no sé quiénes son, pero lo preguntaré. Gracias".

La cadena de correos forma parte de la montaña de documentación que los abogados de Trump Jr. entregaron a los comités del Congreso que investigan la trama rusa y todo parece indicar que han sido filtrados a la prensa. Así lo ha denunciado también su protagonista, que ha optado por hacerlos públicos en Twitter y más tarde ha ofrecido una respuesta a través de sus abogados. "Podemos decir con confianza que no tenemos ninguna preocupación sobre estos documentos y cualquier pregunta que pueda surgir ha sido debidamente contestada ante los foros apropiados", ha dicho el letrado Alan Futerfas, tras insistir en que los correos han sido "selectivamente filtrados".

Muchos de los correos enviados por Wikileaks no obtuvieron respuesta. Como aquel del 21 de octubre del 2016: "Hey Don, tenemos una idea poco común. Pásanos una o varias declaraciones de la renta de tu padre", le escribió la organización protransparencia, acusada por la inteligencia estadounidense de servirle de conducto a Rusia para diseminar información beneficiosa para la candidatura de Trump durante la campaña. Días antes 'The New York Times' había publicado unas declaraciones fiscales de Trump y, según Wikileaks, así se evitaría que otras "fuentes parciales" se adelantasen con nuevas exclusivas. No solo eso. También servirían para "mejorar la percepción sobre nuestra imparcialidad" y otorgarían un mayor impacto a las futuras filtraciones sobre Clinton "porque no se interpretará que vienen de una fuente pro-Trump o pro-Rusia", escribió Wikileaks.

"Si pierde, que no acepte la derrota"

El mismo día de las elecciones, volvieron a la carga. "Hola Don. Si tu padre pierde, creemos que sería interesante que no acepte la derrota y culpe a los medios de lo que ha pasado". No hubo respuesta.

En otras ocasiones, la campaña siguió aparentemente las recomendaciones. Poco después de que Clinton dijera que le gustaría bombardear con drones a Assange y Wikileaks y pidiera a Trump Jr. que comentara sus declaraciones, este escribió: "Ya lo hicimos hace un rato. Es increíble las cosas de las que se puede escabullir”. En otro correo, Wikileaks le sugiere que den publicidad a una nueva filtración sobre Clinton. Trump Jr. no contestó, pero sí lo hizo indirectamente su padre 15 minutos después en Twitter. "La prensa deshonesta le ha prestado muy poca información a la increíble información aportada por Wikileaks. Qué deshonestos. El sistema está amañado". Durante la campaña, Trump llegó a proclamar: "Amo a Wikileaks".

No están claras las consecuencias qué podrían tener estas nuevas revelaciones, en manos de los investigadores de la trama rusa. Hasta el momento, la inteligencia estadounidense no podido probar que Assange esté al servicio de Rusia, pero si lo hiciese, sería un indicio más de los posibles vínculos de la campaña de Trump con el Kremlin. El propio primogénito del presidente se reunió en junio del año pasado con una abogada cercana a la Fiscalía rusa después de que le ofreciera "información incriminatoria sobre Hillary", un episodio que está siendo investigado por el fiscal especial, Robert Mueller

0 Comentarios
cargando