Ir a contenido

CONSEJO DE MINISTROS

El Gobierno rechaza extraditar a Turquía al periodista Yalçin por asilado

Suecia ha acreditado ante España la condición de asilado del periodista

El periodista logró esta condición en Suecia justo por la represión del país que ahora le reclama

Ángeles Vázquez

Hamza Yalcin (izquierda), en rueda de prensa junto a Baltasar Garzón, en Madrid, el 29 de septiembre.

Hamza Yalcin (izquierda), en rueda de prensa junto a Baltasar Garzón, en Madrid, el 29 de septiembre. / EFE / EMILIO NARANJO

El Gobierno ha optado por zanjar la reclamación de Turquía sobre el periodista de nacionalidad sueca y origen turco Halza Yalçin sin necesidad de que se pronuncie la justicia. El Consejo de Ministros debe dar vía libre a la tramitación judicial de cualquier petición de extradición, lo que habitualmente hace prácticamente de forma automática, para que sea la justicia la que se encargue de dirimir si se cumplen los requisitos. En este caso ha decidido no hacerlo, por tener Yalçin la condición de refugiado, luego de asilado y por último haber obtenido la nacionalidad sueca, según anunció este viernes el ministro portavoz, Iñigo Méndez de Vigo

Yalçin ha estado en prisión en España desde el pasado 3 de agosto, cuando fue arrestado en el aeropuerto de El Prat, durante una escala con destino a Londres, lo que hizo que saltara al alerta de la orden de arresto de Interpol tramitada por Turquía. Este jueves el juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno le dejó en libertad provisional tras poder acreditar que tenía un domicilio en Barcelona.

El periodista, acompañado por el exjuez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, su hija María, directora de la fundación que lleva el nombre del magistrado, el resto de sus abogados y representantes del Comité Internacional de Prensa, ofreció este viernes en Madrid una rueda de prensa para agradecer la solidaridad recibida cuando ya estaba preparándose a sí mismo "para cumplir una cadena de por vida". Era lo que le probablemente le esperaba en el caso de que hubiera acabado concediendo su extradición a Turquía.

"Empecé a intentar prepararme para encarar una vida en prisión, para pasar el resto de mis días en la cárcel (...) No he podido dormir hoy, no esperaba que me liberaran, aunque mis abogados sí estaban convencidos de que lo harían", ha explicado el periodista.

Garzón explicó que su caso "es paradigmático de cómo un país como Turquía, a través de un sistema poco garantista, lo puede utilizar para perseguir a 160 periodistas, que están siendo juzgados sin garantías en ese país". Una situación que ha supuesto la movilización de la Federación Internacional de Periodistas cuyos informes se hicieron llegar al Congreso y a la Fiscalía General del Estado. 

Condición de asilado

La decisión del Consejo de Ministros descansa en las obligaciones contraídas por España como miembro de la Convención del Estatuto de los Refugiados y del Protocolo sobre el Estatuto de los Refugiados. A Yalçin le fue reconocida la condición de refugiado en Suecia en 1987 y 1998. En 2006 se le concedió la nacionalidad sueca para reforzarle la protección que ya le confería el estatuto de refugiado. La Ley de Extradición Pasiva prevé que esta condición sea causa para denegar una entrega.

Garzón explicó que la reclamación de extradición de Turquía era por un delito de opinión, aunque se hubiera vestido de terrorismo. De ahí que fuera a ser rechazada por la Audiencia Nacional. "Sería una locura y una gravísima irresponsabilidad entregar a personas que han mostrado una actitud crítica" con el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en sus artículos, sostuvo.

0 Comentarios
cargando