Ir a contenido

alarma en holanda

Desactivada la alerta terrorista que obligó a cancelar un concierto en Rotterdam

Un joven de 22 años dio un falso aviso que motivó la detención de un español que llevaba bombonas de gas

El Periódico / Ámsterdam

Conducía ebrio y portaba bombonas de gas. Un concierto ha sido cancelado por seguridad. / ATLAS VÍDEO

Las autoridades holandesas han dado este jueves por terminada la amenaza terrorista en Rotterdam, de la que alertó ayer España, aunque la policía investigará ahora los motivos que llevaron a un joven holandés de 22 años a dar un falso aviso que provocó la alarma general y la suspensión a última hora de un concierto de rock en la ciudad.

"Estamos muy interesados en escuchar (del joven holandes) por qué ha cometido esta idiotez. Estamos esperando eso y entender por qué nos ha obligado a cancelar el concierto en el Maassilo (sala de conciertos de Rotterdam)", ha afirmado hoy el ministro de Seguridad y Justicia, Stef Blok.

La alerta terrorista condujo también a la detención de un ciudadano español que conducía ebrio por la zona con una camioneta cargada de bombonas de gas. El español, tras ser interrogado, ha sido puesto en libertad esta tarde tras descartarse que hubiera tenido ninguna relación con el incidente.

El ministro Blok habló de "un mensaje muy alarmante" difundido en redes sociales por el joven holandés arrestado y argumentó que "desafortunadamente, a veces hay que tomar este tipo de medidas", en referencia a la cancelación del concierto de rock previsto anoche en Rotterdam.

Mensajes combinados

Según Blok, este mensaje de "alerta", combinado con otra información policial procedente de España que estaba en manos de las autoridades, era "muy preocupante", y eso llevó al Ayuntamiento de Rotterdam y a la Policía a tomar medidas de precaución.

"Por suerte, hemos descubierto que la amenaza no se ha transformado en una acción real, pero alguien que está difundiendo este tipo de cosas no puede estar suelto", dijo el ministro, en una entrevista con la radio holandesa BNR.

El joven arrestado difundió su mensaje amenazante a través de la aplicación de mensajería encriptada Telegram, habitualmente utilizada como medio de comunicación por las redes yihadistas, según BNR.

Por su parte, Blok se negó a dar más detalles sobre el detenido y advirtió de que su interrogatorio y la investigación siguen en marcha. Según la agencia ANP, se trata de un estudiante residente en Zevenbergen, cerca de Breda (sur), donde vivía en casa de sus padres, actualmente de vacaciones.

Hombre y lugar equivocados

Por su parte, un portavoz de la policía informó a Efe de que no hallaron nada sospechoso en casa del español detenido ni en su vehículo, más allá de las bombonas de gas "para las que tenía una explicación razonable". "Fue un caso de hombre equivocado, en el lugar equivocado y el momento incorrecto, y de buenos agentes de la policía, pero la investigación continúa", declaró el jefe de la policía de Rotterdam, Frank Paauw.

Respecto a la alerta de la Guardia Civil remitida a las autoridades holandesas, "no está relacionada con los ataques de la semana pasada" en Barcelona Cambrils, sino que surgió de investigaciones iniciadas "mucho antes" de esos atentados, informó Efe citando una fuente policial.

La alerta obligó a cancelar la actuación de la banda californiana Allah-Las, que debía actuar a las 20.30 horas, una hora después de que abrieran las puertas de la sala Maassilo, situada en un antiguo silo de grano junto al río Maas, con capacidad para unas 1.000 personas. "En relación con una amenaza terrorista, el concierto de Allah-Las no tendrá lugar esta noche, por orden de la policía", informó la sala a través de su cuenta de Twitter.

Tras recibir el aviso, agentes de policía con chalecos antibala se situaron cerca del vestíbulo de la sala y el edificio fue evacuado, según constató la radiotelevisión pública NOS. Decenas de asistentes fueron desalojados y la unidad antiterrorista del Servicio de Intervenciones Especiales (DSI) se desplegó en el lugar. Los componentes de Allah-Las fueron trasladados a un lugar seguro y las calles colindantes fueron desalojadas.

En una entrevista con 'The Guardian', el grupo explicó el año pasado que recibía regularmente mensajes de musulmanes ofendidos por el uso de la palabra 'Alá', y señaló que lo que buscaban era solamente un nombre con sonoridad religiosa, inspirados por el grupo Jesus and Mary Chain.

0 Comentarios
cargando