Ir a contenido

La violencia racista estalla en Charlottesville (Virginia), en imágenes

Las nuevas generaciones del Ku Klux Klan se han quitado la capucha y los neonazis marchan exultantes

Agencias / Barcelona

Vigilia en la calle, anoche, tras la violencia vivida este sábado en las calles de Charlottesville. / JIM BOURG (REUTERS)

Vigilia en la calle, anoche, tras la violencia vivida este sábado en las calles de Charlottesville.
Una chica recibe los primeros auxilios, tras resultar herida durante la manifestación de Charlottesville.
Charlottesville Protests
Una de las pancartas de los supremacistas de la manifestación.
Grupos antifascistas han acudido al encuentro de los manifestantes nazis.
La policía inspecciona la zona del atropello masivo en Charlottesville.
Comparecencia del presidente Donald Trump condenando los hechos de Charlottesville.
James Alex Fields, el joven veinteañero autor del atropello en Virginia.
Los dos policías muertos en la violenta jornada racista de Charlottesville.
Rueda de prensa del gobernador de Virginia Terry McAuliffe.
Un manifestante se echa agua en los ojos tras ser rociado con espray pimienta.
La imagen capta el momento del brutal atropellamiento.
Supremacistas blancos, con sus emblemas.
La noche antes a la manifestación racista del sábado, los supremacistas blancos ya se manifestaron con antorchas en el campus de la Universidad de Virginia.

/

Violenta y caótica jornada en Charlottesville (Virginia) tras una polémica marcha de blancos supremacistas -'Unir a la derecha'-, que se ha saldado este sábado con brutales enfrentamientos entre estos seguidores racistas y contramanifestantes. En medio del caos un coche ha atrapollado a la multitud, matando a una mujer de 32 años e hiriendo a una veintena de personas. Además, han muerto dos policías, tras accidentarse el helicóptero en el que seguían las protestas. 

El autor del atropello, formalmente acusado de asesinato en segundo grado, es James Alex Fields Jr., de 20 años, de raza blanca y natural de Ohio, como presunto autor del atropello.

Donald Trump ha reprobado los hechos de Charlottesville. "Condenamos en los términos más contundentes esta atroz muestra de fanatismo, racismo y violencia por múltiples partes. Múltiples partes", ha dicho el presidente de EEUU.

Trump matizó, no obstante, que "esto ha estado sucediendo por mucho tiempo en nuestro país - no con Donald Trump, no con Barack Obama" y "no tiene cabida en EEUU".

Críticas a Trump

Trump ha recibido fuertes críticas por no hacer referencia expresa en su discurso a los supremacistas blancos que organizaron el acto, pese a que la marcha contó entre sus participantes con conocidas figuras de la derecha nacionalista estadounidense, como David Duke, antiguo líder del Ku Klux Klan.

Los hechos ocurrieron este sábado, a las 13.00 horas (hora local), poco después de que el gobernador McAuliffe declarara el estado de emergencia en la ciudad por los enfrentamientos.

La polémica concentración 'Unir a la derecha' se organizó en protesta por la retirada de una estatua homenaje al general confederado Robert E. Lee, quien lideró a las fuerzas sureñas durante la Guerra Civil estadounidense (1861-1865), y que ya generó choques violentos el viernes por la noche en el campus universitario de la ciudad.

La manifestación ha sido descrita como "el mayor encuentro de odio de su clase en décadas en EEUU" por el Southern Poverty Law Center, un grupo que investiga a los que fomentan la violencia racial.

Antorchas en la universidad

La noche anterior, un grupo de los manifestantes ya había acudido al campus de la Universidad de Virginia, con sede en Charlottesville, con antorchas para celebrar la decisión de un juez federal de permitir la manifestación, lo que desembocó en choques violentos con estudiantes, en los que tuvo que intervenir la policía.

Con cánticos de "Las vidas de los blancos importan", los manifestantes se concentraron ante una estatua de Thomas Jefferson, uno de los padres fundadores de Estados Unidos.

0 Comentarios