Ir a contenido

protestas en nairobi

Al menos 24 muertos en Kenia en los violentos disturbios poselectorales

La violencia estalla en varias localidades tras no aceptar la oposición la reelección del presidente Kenyatta

Javier Triana

Un agente antidisturbios salta una barricada en llamas levantada por seguidores del opositor Raila Odinga, en Mathare (Nairobi), el 12 de agosto.

Un agente antidisturbios salta una barricada en llamas levantada por seguidores del opositor Raila Odinga, en Mathare (Nairobi), el 12 de agosto. / REUTERS / THOMAS MUKOYA

Los fantasmas postelectorales de Kenia cominezan a avivarse. Al menos 24 personas han muerto por disparos de la policía en las protestas acontecidas desde la jornada electoral del pasado martes. Los partidarios del líder opositor, Raila Odinga, se sienten estafados por unos resultados electorales que han concedido un segundo mandato al actual presidente, Uhuru Kenyatta.

Las barriadas chabolistas de Mathare, Kibera o Dandora, en Nairobi, y las ciudades occidentales de Homa Bay, Kisumu, Migori y el distrito de Siaya, feudos de la oposición, fueron los escenarios de estas muertes. Asimismo, decenas de personas han resultado heridas. La Cruz Roja de Kenia detalló haber atendido a 93 personas de diversa gravedad en todo el país.

Una fuente del Hospital Kenyatta, en Nairobi, dijo a EL PERIÓDICO que una veintena de personas habían sido ingresadas este sábado, de las cuales 15 habían sido dadas de alta al final del día. Mientras tanto, en la morgue municipal, el registro de entrada de cadáveres mostraba 12 casos de fallecidos por disparos desde ayer, 11 de ellos en asentamientos donde se ha producido violencia.

Disparos todo el día

En la citada favela de Kibera, los disparos han sido audibles a lo largo de todo el día, y los manifestantes, que montaron barricadas en las calles, se enfrentaron a la policía, con un importante dispositivo desplegado y que respondió con munición real y gas lacrimógeno. "No tengo tiempo para hablar con periodistas. Estoy en medio de una crisis. Están matando a nuestra gente, les estamos llevando a los hospitales", aseguró Ken Okoth, diputado de la coalición opositora por la circunscripción del citado suburbio. Vecinos apuntaban que habían prendido fuego a algunos edificios y que continuaban los saqueos.

Además, Médicos sin Fronteras informó a través de su cuenta de Twitter que han atendido a 19 heridos desde la pasada noche en el barrio de Mathare. Allí, una fuente consultada por EL PERIÓDICO precisaba que los comercios seguían cerrados a causa de la violencia y el miedo a los saqueos.

Según la oposición, las muertes en las protestas serían más de cien, mientras que al ministro keniano del Interior en funciones, Fred Matiang'i, ha dicho que no les consta muerte alguna. A la ONG defensora de los derechos humanos Human Rights Watch (HRW) sí que le constan, y por eso ha pedido contención a la policía. "Con numerosos informes de manifestaciones y fuego en algunas zonas, es importante que las fuerzas de seguridad trabajen para reducir (y no aumentar) la violencia", ha señalado el investigador para África de HRW Otsieno Namwaya.

El recuerdo de la violencia postelectoral de 2007 y 2008 sigue muy presente entre los kenianos. En aquella ocasión Odinga también rechazó los resultados de las elecciones, solo que entonces, a diferencia de ahora, los observadores consideraron el proceso electoral fraudulento. Más de dos meses de asesinatos tribalistas, violaciones y saqueos siguieron al anuncio de resultados que dejaron más de 1.300 muertos y 600.000 desplazados.

Temas: África

0 Comentarios
cargando