Ir a contenido

CRISIS MIGRATORIA EN EL MEDITERRÁNEO

Italia bloquea el barco de una de las ONG que no firmó el código de conducta

La nave, de la organización alemana Jugend Rettet, ha sido escoltada por los guardacostas italianos hasta la isla de Lampedusa y confiscada por "favorecer la inmigración clandestina"

Rossend Domènech

El Iuventa, de la oenegé Jugend Rettet, atracado en el puerto de Lampedusa, el 2 de agosto.

El Iuventa, de la oenegé Jugend Rettet, atracado en el puerto de Lampedusa, el 2 de agosto. / EFE / ELIO DESIDERIO

La nave 'Iuventa' de la oenegé alemana Jugend Rettet ha sido incautada en el puerto de la isla de Lampedusa durante la mañana de este jueves por “favorecer la inmigración clandestina”. Así lo ha comunicado al final de la tarde la fiscalía de Trapani (Sicilia), en una rueda de prensa que no suele ser habitual, después de haber recibido una sentencia de confirmación de parte del juez para las diligencias previas. Por esta razón la nave ha pasado de ser “retenida” a ser “incautada preventivamente” y el comandante y algunos miembros de la tripulación son actualmente y oficialmente investigados por haber favorecido la inmigración clandestina.

La fiscalía cuestiona a la oenegé al menos tres circunstancias (una en septiembre del 2016 y dos en junio del 2017) en las que los magistrados y los agentes policiales han podido verificar que los traficantes de personas y miembros de la tripulación de la 'Iuventa' concertaban la supuesta “inmigración clandestina” de personas procedentes de África. Dichos inmigrantes eran después transferidos a las naves oficiales de la misión europea 'Frontex-Sophia' y se mezclaban con los otros salvados.

Cuando en la mañana de este jueves la nave 'Iuventa' fue escoltada por la Guardia Costera al puerto de Lampedusa, todo parecía incribirse en un control de las autoridades italianas sobre una oenegé que el lunes no había firmado el código de conducta preparado por Interior. “La 'Iuventa' no ha sido confiscada y el equipaje no ha sido arrestado, se trata de un procedimiento estándar”, informó por la mañana la oenegé.

Sin embargo, por la tarde el fiscal de Trapani Ambrogio Cartosio ha confirmado que no se trataba de un control de rutina, sino de una investigación judicial sobre la complicidad “del comandante y algunos miembros de la tripulación con los traficantes, en vistas de cometer dos delitos: la inmigración clandestina y acciones para llevarla a cabo”.

Polémico código de conducta

La oenegé Jugend Rettet fue fundada en el 2015 por un grupo de jóvenes de la alta y media burguesía alemana “para salvar inmigrantes que huyen de la guerra y del hambre”. La nave 'Iuventa', un viejo pesquero, fue transformada en una verdadera nave capaz de participar en operaciones de búsqueda y rescate.

Jugend Rettet es una de las cinco oenegés que no han firmado el código de conducta que propone Italia, una medida que, según han denunciado diferentes organizaciones, restringe los rescates de inmigrantes. El polémico código de conducta promovido por el Ministerio de Interior italiano ha sido firmado por cuatro de las nueve oenegés que operan en la zona, una de ellas la catalana Proactiva Open Arms.

Otra de las organizaciones que no han firmado el código es Médicos Sin Fronteras (MSF). Las medidas más controvertidas pasan por aceptar la presencia de policías armados en las embarcaciones de rescate para detectar los traficantes de personas. Además. los barcos de rescate no pueden entrar en aguas libias, tienen prohibido apagar el radar y enviar señales luminosas a las pateras que estén por zarpar de Libia.

0 Comentarios
cargando