Ir a contenido

tensión en el país caribeño

El 98% de los votantes en la consulta opositora rechazan la reforma de la Constitución de Maduro

La jornada termina con al menos un muerto. Grupos armados chavistas abrieron fuego contra la multitud frente a un centro de votación de Caracas

Gobierno y oposición califican de gran éxito sus respetivas consultas, simulacro de la constituyente del próximo día 30 la oficialista y de rechazo a Maduro la de la oposición

Abel Gilbert

Los miembros de la comisión de garantes del plebiscito opositor. / CRISTIAN HERNENADEZ / VÍDEO: EFE

El 98% de los votantes en la consulta opositora dice no a Maduro
Se tiñe de sangre la jornada de consulta opositora en Caracas

Internacional

El chavismo y la oposición se han sentido este domingo ganadores en las calles de Venezuela. El 98,4% de los participantes (6.387.854 personas) han rechazado la formación de la Asamblea Nacional Constituyente que promueve el presidente, Nicolás Maduro, para cambiar la Constitución.

El rector de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), Raúl López, que forma parte de la "comisión de garantes" de este plebiscito opositor, dijo que al menos el 98% de los participantes voto que "sí" rechaza la asamblea constituyente, según los resultados de la votación. 

UN MUERTO Y TRES HERIDOS

El oficialismo realizó un simulacro previo a las elecciones que se celebrarán el 30 de julio para modificar la Constitución. La oposición, una consulta simbólica para mostrar el rechazo al presidente Nicolás Maduro. Cada parte enfrentada conminó a la otra a reconocer su supremacía y la realidad misma. La jornada terminó con al menos un muerto y tres heridos. Grupos armados chavistas sembraron el pánico en el oeste de Caracas y abrieron fuego contra la multitud frente a un centro de votación en el sector popular de Catia, uno de los viejos feudos oficialistas en la capital, informa Efe.

El Gobierno ha asegurado que el ejercicio que ha organizado ha sido un éxito que servirá para disuadir a la Mesa de Unidad Democrática (MUD) de llevar a cabo más acciones que el chavismo califica de golpistas.La MUD, por su lado, ha afirmado que su consulta, con la que busca mostrar al mundo el grado de rechazo social que provoca la figura de Maduro, superó todas las expectativas de participación.

La división política que vive el país ha tenido en la jornada electoral su máxima expresión en  las consignas y cantos que ha utilizado cada uno de los dos bandos. “Sí, se puede”, ha sido el elegido por la oposición en los centros de voto. “Vamos todos juntos al poder constituyente, porque esto es de la gente/ por eso me postulo/ para escribir la historia con la constituyente”, ha sido lo más coreado por los seguidores de Maduro, una canción de Jesús Rondón, conocido como Chucho, un llamado a los chavistas para que dejen de lado la actual precariedad económica e imaginen un futuro venturoso con la reforma de la Carta Magna.

LIBERTAD DE CONCIENCIA

En su consulta, la MUD ha puesto a prueba su capacidad de movilización -especialmente en Caracas- a tres meses de haber iniciado una protesta nacional con el propósito de forzar una salida electoral a la crisis. La votación de la oposición se ha llevado a cabo en 2.000 centros (plazas, parques, iglesias, canchas y escuelas privadas) dentro y fuera del país. Los venezolanos afines a la MUD han tenido que optar por “sí” o “no” a tres preguntas: la primera sobre si avala el acuerdo o rechaza la realización de la Constituyente. La segunda está relacionada con el papel de las Fuerzas Armadas (¿deben respetar el texto fundamental o ser un eslabón del Gobierno) y la última sobre la necesidad de celebrar elecciones. “Hemos demostramos al mundo que el pueblo venezolano es el dueño de su historia”, ha dicho el presidente de la Asamblea Nacional (AN), el opositor Julio Borges. Freddy Guevara, uno de los dirigentes más radicalizados de la MUD, ha dicho que la participación ha sido sorprendente “a pesar del sabotaje”.

Henrique Capriles, excandidato presidencial y gobernador del estado de Miranda, ha señalado, por su lado, que si Maduro tuviera asesores sensatos “le dirían que evitara caer en el basurero de la historia” y, después de lo ocurrido en la consulta, suspendiera la Constituyente. “No solo la oposición ha participado en la consulta. Estuvieron también hijos, esposas y madres de militares y eso tienen que verlo en los cuarteles. El chavismo no es mayoría hoy en nuestro país. Venezuela ya no se divide como antes entre chavistas y antichavistas”.

CONSULTA NO VINCULANTE

El expresidente colombiano, el conservador Andrés Pastrana, quien ha viajado a Caracas en calidad de observador de la consulta de la oposición, ha estimado que “ha hablado el pueblo” y que Maduro debe de entender que “se le ha dicho 'no'”. Pastrana ha afirmado que la consulta, realizada al amparo de un artículo de la Constitución hecha en 1999 a imagen y semejanza de Hugo Chávez, es de carácter vinculante. No hizo más que repetir lo que había formulado Leopoldo López. De una opinión muy diferente ha expresado la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Tibisay Lucena, que ha pedido a la MUD que no genere “falsas expectativas” entre sus seguidores porque la  “actividad política”, como ha calificado la consulta de la oposición, “no tiene ninguna consecuencia jurídica en la ciudadanía”.

Como respuesta a la convocatoria de la MUD y para evitar dejar esta jornada la calle solo a la oposición, el Gobierno se ha visto obligado a convocar, paralelamente, el simulacro electoral de la constituyente para establecer una suerte de contrapeso político. El ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, ha dicho que “el país participó optimista” del ejercicio del voto.

Las máquinas electorales han funcionado a pleno aunque, a diferencia de lo que ocurrirá el 30 de julio, no se han emitido papeletas. El jefe de campaña de la Constituyente, Jorge Rodríguez, ha calificado de “marea humana” por la paz y el diálogo a los venezolanos que se han participado en el ensayo electoral del Gobierno. Para el vicepresidente del país,Tareck El Aissami, “si el simulacro ha sido así, imagínese lo que van a ser los comicios de fin de mes. Fue el mensaje de un pueblo que rechaza la agenda violenta”. Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, ha dicho, por su lado, que el simulacro ha sido una “puesta a prueba” de esa fuerza y ha advertido a la MUD que “ante cualquier situación adversa, cualquier cosa, les pasamos por encima”. “Hago un llamado a la derecha a la armonía, la convicencia, y que rpnto nos sentemos a conversar”.

UNA PAÍS PARTIDO

Los medios de comunicación que manifiestan sin cortapisas que aborrecen de Maduro han mostrado solamente a los participantes de la consulta. La televisión oficialista ha funcionado a la inversa: solo los defensores de Maduro han sido visibles. Todo se parte en dos y parece irreconciliable.  De acuerdo con el analista Luis Vicente León, el Gobierno cree que está muerto políticamente si no logra pasar su constituyente. “Al mismo tiempo, se propone hacer del plebiscito el disparador de la masificación real de la protesta y lograr fracturar al adversario, lo que podría presionar una negociación política que lleve a una oportunidad pacífica de cambio”. Para la abogada María Alejandra Díaz, candidata por el chavismo a ocupar un lugar en la Constituyente, la MUD no solo se propone “un asalto al poder” sino participar de planes internacionales que quiere convertir a Venezuela en un estado fallido y someterla acciones como las que tuvieron lugar en Libia hace seis años.

La polarización se anuncia como el único camino. Desde el Vaticano, el papa Francisco ha renovado sus oraciones por la “amada” Venezuela, pero a Caracas no llegan todos sus ruegos.

0 Comentarios