Ir a contenido

la carrera al elíseo

'Fake news' a la francesa

Macron ha sido objeto de numerosos rumores y noticias falsas difundidas en las redes sociales sobre su vida privada

La formación En Marcha! está en el punto de mira de piratas informáticos rusos

Eva Cantón

Mujeres musulmanas ofrecen pastelitos en un mezquita de Lille (norte de Francia), en una jornada de puertas abiertas, en el 2012.

Mujeres musulmanas ofrecen pastelitos en un mezquita de Lille (norte de Francia), en una jornada de puertas abiertas, en el 2012. / AFP / PHILIPPE HUGUEN

Desde el inicio de la campaña electoral francesa, el candidato de En Marcha!, el liberal Emmanuel Macron, ha sido objeto de numerosos rumores y noticias falsas difundidas en las redes sociales sobre su vida privada y el contenido de su programa. El mismo Macron salió hace meses al paso del bulo que corría por páginas web rusófilas atribuyéndole una relación con el presidente de Radio France, Mathieu Gallet.

Según el diario 'Le Monde', Macron ha sido el candidato más atacado por infundios e intoxicaciones de internautas, declaraciones sacadas de contexto de webs de extrema derecha o informaciones difundidas plagiando determinados diarios. Marine Le Pen, la candidata ultraderechista, no ha dudado en usar algunas para atacarle directamente.

El pasado 25 de abril, le acusó de estar al servicio de la Unión de Organizaciones Islámicas de Francia (UOIF), una federación musulmana. "Hoy, estamos enfrentados a un candidato que nos explica que no hay una cultura francesa, que está en manos de las comunidades, en concreto una de las más peligrosas, como la UOIF, una organización que soy partidaria de disolver", lanzó en TF1. Un argumento que saca a relucir de manera reiterada. Este discurso se hace eco de numerosos artículos publicados por webs de ultraderecha, como Respuesta Laica o Resistencia Republicana.

EN LA DIANA DE PAWN STORM

El equipo de campaña de Macron ha confirmado, por otro lado, que desde el pasado mes de enero, la formación política En Marcha! ha estado en la diana del grupo de piratas informáticos rusos Pawn Storm, sospechosa de estar detrás de la intrusión en los correos electrónicos del Partido Demócrata norteamericano. Es la conclusión a la que ha llegado la empresa japonesa especializada en seguridad informática Trend Micro.

El riesgo de ver la campaña electoral empañada por ataques informáticos como ha ocurrido en Estados Unidos preocupa en el Elíseo. El presidente francés, François Hollande, llegó a pedir al Consejo de defensa analizar las amenazas potenciales a la seguridad que se ciernen sobre las presidenciales y adoptar medidas específicas frente a eventuales ciberataques.

Consciente de este tipo de riesgos, la Agencia Nacional de Seguridad de Sistemas de Información (ANSSI) orientó a los candidatos sobre cómo protegerse de posibles ataques. Solo el Frente Nacional rechazó disponer de este tipo de información.

EL KREMLIN, DETRÁS DE LAS INTERFERENCIAS

Aunque el Elíseo no lo nombró, los servicios secretos franceses están convencidos de que el Kremlin está detrás de fenómenos análogos a los que se vieron en la campaña que culminó con la victoria de Donald Trump en Estados Unidos.

Si allí se piratearon los ordenadores del Partido Demócrata, en Francia es sobre todo ‘En Marche’ quien ha denunciado la propaganda en su contra de medios afines a Vladímir Putin. El equipo de Macron acusa a Moscú de querer favorecer a Marine Le Pen, partidaria de un mayor acercamiento a Rusia.

El Kremlin ha calificado de “absurdas” las acusaciones de injerencia en la campaña francesa. “No tenemos ni hemos tenido la intención de interferir en los asuntos internos de un país, y menos en su proceso electoral”, dijo en su momento la presidencia rusa.

0 Comentarios
cargando