Ir a contenido

Los Mossos se desmarcan del Ministerio y no quieren barreras en todas las aglomeraciones

Las directrices de la policía española no han gustado ni en Catalunya ni en el País Vasco

El portavoz del cuerpo catalán, Xavier Porcuna, subraya que no hay ninguna amenaza concreta contra Catalunya

GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

miembros de la policia de la guardia u161220210138

Varios Mossos patrullan la tarde de este martes por la Fira de Santa Llúcia, en la plaza de la Catedral. / FERRAN SENDRA

La Comisaría General de Seguridad Ciudadana del Cuerpo Nacional de Policía envió el martes un comunicado a todas las comunidades autónomas para ordenar a los ayuntamientos que tomen medidas concretas para prevenir un posible atentado yihadista. Como poner bolardos para proteger a las aglomeraciones de un terrorista al volante de un camión -como el que ha matado a 12 personas en Berlín o a 89 en Niza- o celebrar una junta de seguridad local en todos los municipios. Estas órdenes no han gustado en Catalunya.

El portavoz de los Mossos, Xavier Porcuna, ha reconocido que tanto ellos como la Ertzaintza están "sorprendidos". Ambas policías son competentes en materia antiterrorista. Por eso ha reivindicado también el papel de interlocutor que ejercen los Mossos con los consistorios catalanes y ha recordado que hace mucho tiempo -desde la matanza de periodistas en Charlie Hebdo en enero del 2015- que lo desempeñan "permanentemente". Las juntas de seguridad locales "ya se están llevando a cabo". En Barcelona la última, para blindar la Navidad, se celebró hace menos de un mes y la próxima será después de Fin de Año.

SIN BOLARDOS POR DECRETO

Catalunya tampoco ‘compra’ la recomendación de bloquear con "bolardos", "macetas" o barreras 'New Jersey los accesos a espacios con aglomeraciones de ciudadanos. "Claro que se bloquearán" cuando se considere que esta es "la mejor manera de protegerlos". Pero los Mossos no ordenaran esta medida indiscriminadamente a todos los ayuntamientos.

Se valora semanalmente el grado de la amenaza yihadista desde hace más de dos años. Se trata de una forma de funcionar que "reajusta" las medidas que deben tomarse en "colaboración con los consistorios". Desde hace meses, ha explicado Porcuna, los Mossos dan formación a las policías locales para "detectar síntomas de radicalización" entre sus vecinos o para "autoprotegerse", dado que todos los cuerpos de seguridad son objetivos predilectos del Estado Islámico. 

SIN MEDIDAS NUEVAS TRAS BERLÍN

Después del atentado de Niza (Francia) en julio de este verano se comenzaron a tomar medidas para repeler un ataque de estas características. Por eso, remarca Porcuna, el atentado de Berlín, con un modus operandi macabramente similar, "no ha cambiado los planes". En conciertos recientes como el de Madonna o partidos de máximo riesgo como el Barça-Madrid ya se han utilizado barreras New Jersey o coches patrulla a modo de pantalla para cortar el paso a un hipotético conductor que quisiera estamparse contra los ciudadanos. "No daremos ninguna orden genérica de bloquear todos los accesos", ha reiterado.

Se están tomando todas las "precauciones posibles". Conviene evitar "el alarmismo" durante la Navidad. En Catalunya no se ha detectado "ninguna amenaza concreta". El nivel de alerta se mantiene en 4 sobre 5, el mismo que existe desde hace dos años.

Inspecciones previas en los espacios públicos 

Los Mossos d'Esquadra inspeccionan previamente todos los riesgos que entrañan los espacios en los que se dan aglomeraciones. El Grupo Especial de Intervención (GEI) avanza posibles escenarios "con rehenes", la unidad canina busca explosivos y la Brigada Móvil (Brimo) garantiza el desalojo. Más del 30% del patrullaje se destina a la prevención antiterrorista. En Barcelona este porcentaje se eleva hasta el 40%. Además de agentes uniformados, se despliegan también policías de paisano. 

0 Comentarios
cargando