Ir a contenido

El Reino Unido vota por salir de Europa

El 'brexit' gana en el referéndum con casi el 52% de los votos y abre una crisis sin precedentes

Cameron anuncia su dimisión para octubre en medio de una tormenta histórica en los mercados

Marta López

El Reino Unido vota abandonar la Unión Europea. / AP / ANTHONY DEVLIN / VÍDEO: ATLAS

Noche de nervios, madrugada de pánico, jornada de convulsión y un futuro incierto para el Reino Unido y Europa, con repercusiones en todo el mundo. El resultado del referéndum con el que los británicos liquidan su pertenencia a la UE se ha sentido este viernes como un terremoto planetario, con una sacudida histórica en los mercados financieros y gran conmoción política. El Reino Unido abre un camino que nadie ha recorrido y el primer ministro que se lanzó a esta aventura, David Cameron, en un colosal error de cálculo, ha anunciado que dimitirá en octubre, cargando con la responsabildad de haber amputado Europa. 

Nunca antes un país se ha ido de la UE. El más que probabe sucesor de Cameron en el liderazgo del Partido Conservador y en Downing Street, Boris Johnson, la cabeza visible del 'brexit', ha dicho no tener prisa. Pero los dirigentes de las tres instituciones en Bruselas han pedido a Londres que active ya el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que pone en marcha el procedimiento de salida con el fin de no prolongar innecesariamente la "incertidumbre".

Una vez más, han fallado las encuestas y han fallado las apuestas. Con más de un millón de votos votos por delante, el ‘brexit’ ha dejado de ser temido para convertirse en realidad cuando tras una larga y tensa noche ha finalizado el escrutinio y se ha desatado la tormenta. El 51,8% de los británicos han dicho 'no' a la UE, mientras el 48,2% han votado por la permanencia. La participación ha sido alta: el 72% de los británicos fueron a las urnas el jueves, tras dos meses de una campaña crispada, muy agresiva en el tono y en el mensaje, que dio un giro dramatico la semana pasada con el asesinato de la diputada laborista Jo Cox.

El voto a favor de la salida de la UE ha sido mucho mayor de lo que preveían las encuestas, que la víspera habían llevado la tranquilidad a los partidarios de seguir en Europa. El 'brexit' se ha puesto por delante con más de un millón de votos en un referéndum que ha fracturado al país. Excepto Londres, el grueso de Inglaterra ha votado por la salida de la UE junto con Gales. La capital británica, Escocia e Irlanda del Norte lo han hecho a favor de la permanencia, lo que ya ha agitado tensiones territoriales, especialmente peligrosas en el caso norirlandés, con un pasado reciente de violencia.

Un país fracturado

Tras años 43 años de una relación tortuosa con Bruselas, los británicos han desatendido las advertencias sobre las terribles consecuencias económicas de un abandono de la UE y se han dejado seducir por un discurso nacionalista que les ha prometido la reconquista de una soberanía supuestamente perdida y poner freno a la inmmigración, los grandes asuntos que han dominado la campaña. Podían votar pensando en el bolsillo, pero lo han hecho con el corazón. O con las tripas..

"Retomemos el control", ha repetido machaconamente el líder de la campaña del 'brexit', Boris Johnson, el gran ganador de la jornada, el hombre llamado al ponerse al frente de unas islas más alejadas que nunca de Europa. De periodista en Bruselas, a alcalde de Londres, y posiblemente a primer ministro. Siempre euroescéptico, siempre provocador.

Farage proclama la "independencia"

El líder del populista partido de la independencia UKIP, Nigel Farage, ha sido el primero en hablar y en proclamar eufórico “el día de la independencia”, a la vez que se ha felicitado por la “victoria de la gente decente y normal”. Boris Johnson ha sido abucheado por un grupo de personas a las puertas de su domicilio, al grito de "traidor, traidor".

La jornada ha sido caótica. La libra se ha hundido a niveles que no se conocían desde 1985, depreciándose  hasta 10 puntos respecto a dólar. En lo que ya algunos analistas han bautizado como el "'Lehman Brothers europeo", las bolsas europeas han sufrido descensos generalizados. En el caso español, ha sido el peor en tres décadas. El Ibex  ha cerrado con una caída del 12,35%.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney,  ha realizado una comparacencia para anunciar que la entidad tomará "todas las medidas necesarias" para garantizar la estabilidad e inyectar liquidez por 250.000 millones de libras en las entidades financieras si es necesario

Escocia e Irlanda del norte

La onda sísmica provocada por la consulta no ha hecho más que empezar. En Downing Sreet, Cameron ha anunciado una dimisión en diferido, en la próxima conferencia del Partido Conservador, en octubre.Convocó la consulta para cohesionar al Partido Conservador y ganar las elecciones en el 2015 y se irá sin haber llegado a la mitad de su segundo mandato.  

La primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, ha apuntado que Escocia ve su futuro como parte de la Unión, y que un segundo referéndum sobra la la independencia es "altamente probable", después de que los escoceses hayan votado masivamente (68%) por quedarse en Europa. En Irlanda del norte, el viceprimer ministro y exnúmero dos del IRA, Martin McGuinness, ya ha pedido la convocatoria de un consulta sobre la reunificación con Irlanda.

Bruselas busca respuesta a la que ya es la peor crisis que afronta en su historia la Unión. Llega además en un momento de colapso político y moral, tras años de políticas de austeridad que han alimentado la división entre estados, y cuando la UE se ha revelado incapaz de afrontar la llegada masiva de decenas de miles de refugiados. A la defensiva, el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude-Juncker, ha negado que este sea el principio del fin de la UE.

Pero no hay duda de que sí es un golpe de dimensión desconocida al mayor proyecto de unidad, paz y prosperidad nacido de las cenizas de la segunda guerra mundial. El matrimonio formado por Rosemary Somers y Tony Somers, de 75 y 77 años respectivamente, recuerda a estas horas unos tiempos no tan buenos mientras pasea por un barrio de Londres.

0 Comentarios