Ir a contenido

NUEVAS REVELACIONES

El fiscal Nisman tenía previsto pedir el arresto de Kirchner

La responsable de la investigación confirma que existen las órdenes de arresto

El equipo de la presidenta argentina critica a la fiscalía y ataca al diario 'Clarín'

ABEL GILBERT / BUENAS AIRES

Manifestación en protesta por la muerte de Nisman.

Manifestación en protesta por la muerte de Nisman. / AP / RODRIGO ABD

«La verdad es que uno puede creer cualquier cosa. Es un papelón lo de la fiscalía». El secretario general de la Presidencia, Anibal Fernández, frunció el ceño y dejó entrever algo más que sorpresa después que Viviana Fein, la fiscal que investiga la muerte de su colega, Alberto Nisman, admitiera haber cometido un «error» y, acto seguido, confirmara que existía un borrador de la denuncia del fallecido en la que el difunto pedía detener a Cristina Kirchner. La presidenta y su canciller, Héctor Timerman, habían sido acusados por Nisman de diseñar un plan de impunidad para los iranís presuntamente involucrados en el atentado contra la mutual judía de Buenos Aires (AMIA) que provocó 85 muertos en 1994.

«Pareciera ser que se cuenta lo que se quiere y después con decir que fue un error parece que alcanza. Lo que no figura en el expediente no existe. Ahora aparece la fiscal, muy suelta de cuerpo, diciendo que habían encontrado los borradores. ¿Quién los encontró: la Prefectura, la Policía, se los alcanzó Stiusso (el exjefe de contraespionaje cesado por Kirchner antes de la muerte del fiscal y señalado como alguien no ajeno a la muerte), se los anticipó Nisman?», se preguntó Fernández.

«Los borradores ya están incorporados a mi expediente», dijo por su parte Fein. Sectores de la oposición han pedido la dimisión de la jefa de las fiscales, Alejandra Gils Carbó, a quien consideran responsable del desmentido inicial sobre la existencia de ese texto. Fascímiles del borrador habían sido publicados por 'Clarín'. El portavoz de Kirchner, Jorge Capitanich, en un sorprendente ataque de ira pública, rompió páginas del diario ante las cámaras.

Las acusaciones presentadas por Nisman cuatro días antes de su muerte no tienen por ahora un juez que las retome. El primer magistrado en declararse incompetente fue Ariel Lijo. La Cámara Federal (tribunal de segunda instancia) designó por sorteo a Daniel Rafecas, que evalúa hacer lo mismo. ¿Las razones? La denuncia de Nisman probó carecer de sustento y fue en su momento desautorizada tanto por el FBI como por el juez a cargo de la causa AMIA, Raúl Canicoba Corral.

REPETICIÓN DE PRUEBAS FORENSES 

En este contexto, Fein anticipó cuáles serán sus próximos pasos en una investigación que despierta sospechas en la sociedad argentina. Se ha dispuesto un nuevo examen de las muestras tomadas de las manos de Nisman para confirmar si apretó el gatillo del arma hallada junto a él. Tras detectarse fallos en las cámaras de seguridad y errores en los libros de registro de entradas y salidas en el edificio donde vivía Nisman, se espera un nuevo y detallado informe de la empresa de seguridad que vigila el lujoso complejo Le Parc.

A su vez, se están analizando llamadas de teléfonos, ordenadores y tabletas. Todavía quedan cabos sueltos en el testimonio de Diego Lagomarsino, el experto informático que trabajaba con el fiscal y que, además de suministrarle el arma, fue la última persona que lo vio con vida.

Por su parte, la jueza Sandra Arroyo Salgado, exmujer de Nisman, y que está convencida de que su marido no se ha suicidado, ha contratado a un reconocido médico forense y a un exjefe policial como peritos de parte en el marco de los nuevos análisis que se están realizando.

0 Comentarios
cargando