Ir a contenido

Las víctimas de Cleveland pasaron el secuestro atadas

La alegría por la liberación se solapa con la revelación de detalles escabrosos

RICARDO MIR DE FRANCIA / Cleveland (enviado especial)

A Amanda Berry la recibieron ayer en su casa con globos, carteles de bienvenida y dedicatorias de los vecinos. Reconocida como una de las heroínas de esta historia, la voz que alertó a un vecino el lunes para que las rescatara, Berry fue la primera de las tres jóvenes en regresar a su casa tras pasar una década secuestrada en la de Ariel Castro, un exconductor de autobuses escolares de 52 años. Esa alegría se solapó con los detalles escabrosos que empiezan a brotar sobre su cautiverio.

Según el jefe de la policía local de Cleveland, las tres mujeres pasaron parte de su enclaustramiento atadas con cuerdas o encadenadas y solo pudieron salir "esporádicamente" al jardín trasero de la casa.

>> Lea la información completa sobre el secuestro de Cleveland en e-Periódico.

0 Comentarios