Ir a contenido

EN EL LANGUEDOC-ROUSSILLON

Registrada en Francia la casa del padre del asesino de Noruega

Diplomático retirado, no tenía contacto con su hijo desde que tenía 15 años

AGENCIAS / París

La gendarmería francesa ha registrado este lunes la casa del padre del presunto autor de la doble masacre del pasado viernes en Noruega, que vive retirado en la localidad de Cournanel, en el sur del país.

Una docena de agentes han entrado en la vivienda del progenitor del asesino confeso de al menos 93 personas, un exdiplomático que no ha mantenido contacto con su hijo desde que tenía 15 años, según trascendió a los medios franceses.

Desde la noche de ayer, los agentes de seguridad rodean la casa de Jens Breivik, padre de Anders Behring Breivik, y de su esposa Wanda, situada en la región de Languedoc-Roussillon y acordonada en las últimas horas.

En declaraciones a la prensa local, los vecinos de ese municipio de poco más de 600 habitantes dijeron que sabían que en esa casa vivía una pareja de noruegos pero que no tenían contacto con ellos.

Anders Behring Breivik, de 32 años y definido como un fundamentalista cristiano, islamófobo y ultraderechista, ha admitido su participación en la masacre en interrogatorios policiales, donde calificó su matanza de "atroz, pero necesaria".

"En estado de shock"

Jens Breivik, se declaró el pasado domingo "en estado de shock" tras los sucesos de Noruega y aseguró que no tenía contacto con su hijo. Breivik estaba divorciado de la madre de Anders desde poco después del nacimiento y que nunca habían "vivido juntos" aunque habían mantenido contactos durante su infancia hasta su adolescencia. "Entonces no estaba interesado por la política".

El asesino confeso de Noruega menciona su padre, un diplomático acreditado en Londres y en París, y explica que se volvió a casar tras su nacimiento, mientras que su madre también volvió a contraer matrimonio con un militar, que fue su padrastro.

El padre biológico y su esposa reclamaron la custodia del pequeño pero la justicia se la negó y lo mantuvo con la madre. Según Anders Behring, su padre no soportó "su periodo de grafitti entre los 13 y los 16 años, y ya no volvieron a verse. Sus progenitores eran simpatizantes del partido laborista, víctima de los ataques del terrorista.

 

0 Comentarios
cargando