Ir a contenido

horta-guinardó

El mercado de Vall d'Hebron atrae clientes con un curso de cocina

Los comerciantes impulsan el 'Espai Cuina'm' desde el pasado septiembre

MARTA ALCÁZAR
BARCELONA

Reunión en la cocina. Ataviados con un delantal y la curiosidad por nombres lejanos como Zereshk Poló (arroz con zereshk) o Mirza Ghasemí (paté de berenjena), media docena de alumnos participa en el taller de cocina iraní que organiza el Espai Cuina'm del mercado de Vall d'Hebron (Vall d'Hebron, 130).  El objetivo es atraer a más clientes.

Un bol de berberís (bayas ácidas rojas) y un jarabe de granada se exhiben junto a ingredientes habituales como el arroz y el calabacín. Los pinches comparten consejos de cocción con la profesora, pican hierbas aromáticas o lavan los cacharros. Aquí nadie está cruzado de brazos.

COCINA PARA TODOS / Espai Cuina'm es una iniciativa de la asociación de comerciantes del mercado nacida en septiembre del 2013 con el fin de acercar el mercado tradicional a una clientela joven. Por este motivo, el espacio programa talleres y charlas semanales en la primera planta del edificio. Se trata de actividades dinámicas, participativas, con grupos reducidos y precios entre 3 y 20 euros por sesión. «Queremos que la gente vuelva al mercado, y demostrar que es un lugar lleno de vida», explica su coordinadora, Àgata Abero.

Cursos de pastelería, maridajes de vinos o Let's cook in english (para adultos y para niños) son un ejemplo de la variedad de la oferta. Su fama ha traspasado las fronteras del barrio. «Vengo desde Terrassa porque allí no encuentro este tipo de actividades», comenta Verónica Varó, que se estrena como alumna con las recetas persas. Xavier Vilaró, en cambio, es veterano: «Empecé con un taller de pan y soy asiduo porque se forman grupos de gente muy divertida y es una forma sana de pasar el tiempo libre», explica.

CRISIS GENERACIONAL / De los 39 mercados municipales de Barcelona, solo Vall d'Hebron, la Boqueria y La Guineueta disponen de un taller de cocina. Los responsables del Institut Municipal de Mercats se muestran satisfechos con los primeros ocho meses de vida del Espai Cuina'm y están estudiando propuestas similares.

Los mercados de barrio viven una crisis generacional, ya que la edad media de los clientes ronda los 70 años, según los propios comerciantes. «Hemos visto caras nuevas pero vivimos una crisis muy fuerte», afirma Núria, de Fruites Toni i Núria. El inicio de las obras de remodelación de la fachada del mercado de Vall d'Hebron, donde también se abrirá un supermercado, están previstas para este año.

0 Comentarios