Ir a contenido

GRÀCIA

Suites para insectos

La Escola Montseny construye un curioso hotel para abejas, mariquitas y termitas

MARTA ALCÁZAR
BARCELONA

Junto al profesorado, los padres son una pieza clave en el proyecto de una escuela. Desde las asociaciones de padres de muchos centros han nacido iniciativas que dan forma a su filosofía, La Escola Montseny (Torrent del Remei, 2- 10) es un ejemplo. Al proyecto Escola i Natura de este colegio de Gràcia, que educa en el respeto al medioambiente, se le ha sumado un hotel para insectos.

Suites para abejas, mariquitas o termitas han sido habilitadas con material reciclado como cajas de fruta, ladrillos y cañas de bambú. Los padres construyeron este peculiar hotel el pasado marzo: "El objetivo es trabajar la educación ambiental en el aula y ayudar a la polinización del entorno", comenta Clara Primante, una de las madres impulsoras del proyecto. El hotelha sido construido junto a los huertos del Bosc Turull cuya aula ambiental les ha cedido el espacio.

SIN MIEDO A lOS BICHOS

Con esta construcción, los padres de la Escola Montseny también han querido recuperar la imagen de los insectos, a menudo temidos: "Las tijeretas ayudan a controlar las plagas y las abejas son claves en la polinización", explica Primante, que también es doctora en Entomología.

"Queremos que los niños entiendan que los bichos no son peligrosos y que tienen una función. Mi hijo Pau de cinco años les ha perdido el miedo y ahora les construye casas cuando vamos al campo", cuenta Montse Pla, miembro del AMPA que participó en la construcción del hotel.

Los alumnos de P3 fueron los que más visitaron el hotel la pasada primavera. "Es un elemento motivador para que los alumnos aprendan la importancia del respeto de los animales", afirma Pilar Bestué, directora de Escola Montseny, que junto al profesorado estudiará su aplicación académica en próximos cursos: "Ofrece un abanico de posibilidades didácticas para todas las edades", explica.

HASTA SEPTIEMBRE

El hotel será desmontado en septiembre, antes de la llegada del frío. Mientras, Dora, una alumna de 4 años busca junto a sus compañeros de clase justo antes de las vacaciones a los nuevos inquilinos. "Los bichos han tapado las cañas y dicen que allí hay huevos", explica ilusionada.

Según el Museu de Ciències Naturals de Barcelona, un hotel para insectos es un buen recurso para mejorar la cosecha del huerto de forma ecológica. El museo ofrece talleres para la construcción de hoteles de insectos en primavera en colaboración con el Jardí Botànic de Barcelona, que cuenta con un ejemplar de cinco estrellas en Montjuïc. 

Temas: Animales

0 Comentarios