Ir a contenido

EL 'EFECTO WEINSTEIN'

Leticia Dolera, a su acosador: "Eres un cerdo"

La actriz, guionista y directora denuncia que sufrió abusos sexuales al comienzo de su carrera

"No es cómodo que una gran parte de la sociedad nos trate como un trozo de carne"

El Periódico

Leticia Dolera denuncia en el diario.es que ella también sufrió abusos sexuales al inicio de su carrera.

Leticia Dolera denuncia en el diario.es que ella también sufrió abusos sexuales al inicio de su carrera. / periodico

Los abusos sexuales sufridos por mujeres no son solo cosa de productores, cineastas y fotógrafos de estrellas hollywoodienses y supermodelos internacionales. Desgraciadamente, España tampoco escapa a esta lacra. La actriz, guionista y directora Leticia Dolera denuncia este jueves en 'Eldiario.es' cómo ella misma fue víctima de estos depredadores sexual desde los inicios de su carrera. Su condena se extiende también a los compañeros de trabajo que guardaron silencio y miraron para otro lado. "Ahora se habla del caso Harvey Weinstein, pero no es solo este tipo con poder y dinero, son Woody Allen Oliver Stone defendiéndole, son también los cientos de testigos callando durante décadas, callando cada día", subraya.

"Tengo 18 años, son las 23.00 de las noche y estoy en la fiesta de despedida de uno mis primeros trabajos en el mundo audiovisual. Me siento feliz y adulta. En la barra del bar charlo con el director, el subdirector y dos compañeros más. Todos adultos. Me preguntan qué voy a hacer a partir de ahora, les digo que seguir estudiando interpretación porque quiero ser actriz".

Relato estremecedor

Así comienza el estremecedor relato de Dolera (36), que lleva por título El escándalo machista vestido de normalidad, y en el que relata dos casos de acoso sexual padecidos por ella. El primero ocurrió hace 18 años, cuando el director de uno de sus primeros trabajos como actriz le tocó varias veces el pecho durante una fiesta: 

"- ¿Qué haces? (Le digo al director). 

- Te toco la teta (me contesta). 

- No puedes hacer eso.

(...) Mis amigas no están aquí, estoy sola con cuatro hombres adultos. En ese momento creo que ser adulto implica no ser un baboso, ni un pervertido, ni acosar, ni tocar a una mujer/niña sin permiso. Estoy equivocada, claro.

(...) Eres un cerdo (le contesto). Y me callo para dejar paso a los comentarios de mis compañeros adultos, pero... silencio otra vez. Están ocupados buscando su dignidad en el fondo de sus copas".

Hace 18 años que Dolera tenía 18 años. No hacía ni 10 meses que se estaba sacando la selectividad y "lo que más frecuentaba hasta la fecha son bibliotecas para estudiar y alguna discoteca para bailar con mis amigas", dice. Por  eso, quizá, no denunció ante la policía. "Hoy la pondría. Y también le tiraría el cubata encima". 

Otro abuso en Francia

Diez años después, con 28, rodaba en Francia. Allí fue donde un compañero le tocó el culo: "Leto, se toma su tiempo, yo me quedo de hielo, no reacciono, no puedo entender que esté teniendo la poca vergüenza de hacer eso ahí en medio" (mientras, los técnicos del set de rodaje colocaban fotos y cámaras).

Ella miró alrededor para comprobar que nadie se había dado cuenta. Fue entonces cuando comprobó que un chico de sonido le miró "con pena para acto seguido fingir que no había pasado nada".

Y se arrepiente acto seguido: "Me pareció bien, eso sería lo más cómodo para los dos. Espera, ¿lo más cómodo? No es cómodo que una gran parte de la sociedad nos trate como un trozo de carne".

Leticia Dolera aprovecha su carta de denuncia para arremeter contra una sociedad que está constantemente normalizando y asumiendo comportamientos machistas. Y recuerda pancartas en estadios de fútbol, como la de "Shakira es de todos", hasta el que sujeto que "arrima la cebolleta" en el metro o la tranquilidad con la que se leen en la prensa los casos de asesinatos de mujeres a manos de sus parejas. "Las mujeres nos estamos acostumbrando a vivir con miedo y el machismo está acostumbrado a ser el rey de la fiesta", concluye.

La carta de Dolera se ha convertido en 'trending topic' en Twitter, donde la actriz ha conminado a la prensa a preguntarse por los que ven y callan, los del silencio cómplice:

Algunos tuiteros, sin embargo, afean que Dolera no dé nombres:

Otros, aún van más allá, y creen que ella misma ha contribuido a ese machismo que denuncia:

0 Comentarios
cargando