Ir a contenido

POLÉMICA EN TORNO AL PHOTOSHOP

Las fotos de Inma Cuesta se retocaron a petición de la agencia

A la redacción de 'Dominical' no llegaron las fotografías originales, sino las modificadas

LUIS MIGUEL MARCO / BARCELONA

Inma Cuesta en las imágenes de la polémica: a la izquierda, en la portada de Dominical, a la derecha, la fotografía original para la que la agencia pidió correcciones.

Inma Cuesta en las imágenes de la polémica: a la izquierda, en la portada de Dominical, a la derecha, la fotografía original para la que la agencia pidió correcciones. / periodico

La actriz Inma Cuesta denunció el sábado, a través de su cuenta de Instagram, los retoques de Photoshop que se han hecho en la portada del 'Dominical' de EL PERIÓDICO, en la que comparte protagonismo con el actor Eduardo Noriega. "La foto de la derecha fue sacada con mi móvil directamente del ordenador en la sesión de fotos, yo al completo, sin trampa ni cartón, Inma entera", explicaba la actriz en el comentario de su foto, en la que, efectivamente, se aprecian diferencias en uno de sus brazos y en la línea de la cadera.

 

Su protesta ha tenido inmediatamente una gran repercusión en foros y medios de comunicación.

"Estoy muy afectado, porque yo no he hecho más que seguir las consignas de la agencia de comunicación que lleva la película que promocionan los actores en el momento de la sesión", explica el fotógrafo 'free lance' Vicente Merino, que ayer se encontraba en Lisboa. Por su parte, Daniel González, que realizó el estilismo, explica que, en la misma sesión, se sugirió por parte de la agencia que debían corregirse "imperfecciones de la piel, el vello de los brazos y la posición de la cadera".

CONSIGNAS DE LA AGENCIA

Las fotos --sin el retoque completado--fueron enviadas, como se pidió, a la oficina de Elio Seguí, de Ellas Comunicación, que lleva la prensa de la película 'Los miércoles no existen', para su aprobación. Y desde su oficina, dos días después, se dio el visto bueno y se dieron algunas consignas más. "Todas las fotos están aprobadas. Nos piden, tal y como se habló en la sesión, se recorten las fotos de Inma con el vestido blanco (el que aparece en el interior, abriendo la entrevista conjunta), ya que no la ven muy favorecida con ese vestido. También el vello de los brazos, que en alguna foto es bastante evidente. ¡Muchas gracias!".

Se siguieron las sugerencias y el tema quedó ahí. Se maquetó la entrevista con el texto del periodista Juan Fernández, que también estuvo en la sesión de fotos y pudo hablar con los actores tras las fotos, y todo el mundo parecía satisfecho.

El único interlocutor del fotógrafo y el estilista fue la agencia de comunicación de la película. No hubo contacto directo con los representantes de la actriz. La aprobación a las imágenes fue transmitida al fotógrafo por parte de la agencia.

"NOS HA ENCANTADO"

Todo iba por los cauces habituales hasta la denuncia de Inma a través de Instagram, que realizó este sábado mientras se encontraba en el festival de cine de Sitges promocionado otra película, 'La novia', basada en el drama de Lorca 'Bodas de sangre'. De hecho, el pasado viernes incluso se recibió en la redacción de 'Dominical' un mensaje de felicitación por parte de Elio Seguí por la portada de 'Dominical'.  "Eduardo ya ha visto la portada que sale este domingo. Nos ha encantado. ¿Sería posible tenerla en mejor resolución que la que hay en Twitter para usarla en redes y perfiles de los actores?", escribió en un 'e-mail'.

En la redacción de 'Dominical' en ningún momento se vieron las fotografías originales, porque se recibieron, vía Wetransfer, las fotos ya modificadas por parte del mismo autor de las imágenes. "Llevo varios años haciendo sesiones de moda y jamás he tenido problemas con el retoque", explica por su parte Vicente Merino. El uso del programa fotográfico Photoshop en revistas y anuncios está ampliamente extendido, especialmente en el mundo de la moda. Actualmente, Inma Cuesta es imagen de la BB Cream de Garnier en una foto que dista mucho de ser natural.

La sesión fotográfica  que ha levantado comentarios de todo tipo en las redes sociales y en espacio informativos, se realizó en Madrid, en Addict Studio, el pasado lunes 14 de septiembre, durante toda la mañana. "Inma eligió la ropa que más le gustaba. Descartó alguna prenda muy escotada, pero todo lo pareció bien", recuerda Daniel González, que la vistió ese día. "La agencia no nos dijo directamente que se retocaran las fotos, pero sí se hicieron las sugerencias", añade González, que ha trabajado con numerosas modelos y actrices. Por su parte, la agencia, que vio el pdf de la portada con Inma Cuesta ya retocada, se preocupó de que en la sesión estuviera el maquillador y peluquero de Inma, Pedro Cedeño.

0 Comentarios
cargando