Ir a contenido

Cena de Montblanc en el miércoles de Artur Mas

El padre de Gulliver y 11-S de 1714

IOSU DE LA TORRE

Jonathan Swift estuvo en Barcelona aquel histórico 11 de septiembre de 1714 en que los catalanes cayeron derrotados ante los ejércitos franco-españoles del borbón Felipe V. Este dato lo dio a conocer el profesor Jordi Llovet durante una cena celebrada el mismo miércoles en que el presidente de la Generalitat advirtió de que se celebrará una consulta (legal «o no») sobre el futuro de Catalunya como país.

La presentación de la pluma que llevará el nombre del satírico escritor angloirlandés, el de Los viajes de Gulliver, ofreció esta oportuna coincidencia en el tiempo entre la derrota más festejada nunca hacia la victoria final (o no). Quizá era producto de la magia que baña la cita anual con la casa Montblanc en la presentación de la edición limitada de estilográficas con nombre de grandes escritores. En la del año pasado, por ejemplo, llegaron noticias de que Iñaki Urdangarin estaba imputado por asuntos muy turbios en Palma de Mallorca y que Silvio Berlusconi renunciaba a seguir gobernando Italia obligado por Angela Merkel.

La exclusiva pieza de Montblanc brilló en las manos de los comensales reunidos por Hubert Wiese en la taberna irlandesa Kitty's. El jolgorio corrió a cargo del chef Declan Tarleton y del experto en vinos Quim Vila (en la foto con Wiese). El cruce de copas y la afirmación de Llovet de que Swift era comparable con el cardenal Bertone hizo temblar a algún converso. El resto prefirió recordar el 1714 y debatir sobre hacia dónde van los catalanes con Artur Mas a la cabeza.

0 Comentarios