Ir a contenido

CENA DE PESCADORES EN EL PUERTO DE BCN

La orgía de las gambas

Los chefs 'triestrellados' Carme Ruscalleda y Joan Roca participan en una cata de crustáceos en el Moll del Rellotge de la Barceloneta ante 360 invitados, entre ellos el actor y gurmet Sergi López

Ferran Imedio

Carme Ruscalleda estiró las manos hasta la nariz de este cronista y, casi sin dejarle respirar, le ordenó: «¡¡¡Huele!!!». Y sí, olían. Sin darle tiempo a responder, la cocinera acabó la frase: «¿Ves? Huelen a mar. Solo a mar». La mejor chef del mundo (cinco estrellas Michelin la contemplan) había estado tres horas catando gambas con otros colegas de profesión como Joan Roca (El Celler de Can Roca), Xavier Pellicer (Can Fabes), Àngel Pasqual (Lluçanès), Joan Bosch (Can Bosch) y Pere Bahí (La Xicra), y representantes del mundo de la pesca y la crítica gastronómica. La cita, organizada por la Organización de Armadores de Pesca de Catalunya y la asociación Barceloneta Cuina, se titulaba Jornada y cata de la gamba del litoral catalán, pero se pareció mucho más a una orgía. Tocando, oliendo, pelando, chupando, mordiendo, saboreando... Crudas, hervidas, a la plancha... 80 kilos, a 50-55 por kilo: más de 4.000.

A Ruscalleda y sus compañeros le olían las manos a Mediterráneo, sí, porque de ahí habían salido las gambas. Ocho lonjas de otros tantos puertos catalanes (Barcelona, Tarragona, Vilanova i la Geltrú, Mataró, Arenys, Blanes, Roses, Port de la Selva) las habían pescado ese mismo lunes para que las probaran los chefs y críticos y los 360 invitados que acudieron al encuentro bajo una carpa en el Moll del Rellotge de la Barceloneta. Atraídos por el olor, se acercaron caras conocidas como los actores Sergi López y Amparo Moreno, los exjugadores de fútbol Carles Rexach y Dani Solsona, el exrepresentante de futbolistas Josep Maria Minguella, el chef Carles Abellan... Hasta el conseller de Agricultura, Joaquim Llena, se chupó los dedos.

Como López, feliz entre pescadores. Gurmet redomado que ha recorrido media Europa en busca de experiencias gastronómicas, lleva un par de años al frente del restaurante Negrefum (Vilanova i la Geltrú) con la ayuda de un par de amigos de toda la vida, intentando convertir la pasión en negocio: «Eso intento -resopla-, porque la crisis aprieta. Pero más que negocio es un proyecto que nos hace ilusión porque ofrecemos producto de proximidad». Como la gamba. Él también es un tipo próximo y un «enamorado» de este crustáceo, así que posó con un par de ellos haciendo la forma de un corazón.

Ilustración de Mariscal

El actor, como el resto de invitados, atacó las gambas, los platitos de los restaurantes de la Barceloneta -Somorrostro (salpicón de marisco con canelón de bacalao y gazpacho), Can Solé (sepia al horno con tomate), Kaiku (tartar de gamba con hoja de ostra), El Nou Ramonet (dado de pez de roca en salsa), Lluçanès (mar y montaña de calamar) y La mar salada (postres y mojito de fresa)-, y los tres arroces -el Lluçanés aportó un negro con sepias pequeñas y setas; el Kaiku cocinó un emperador y canana, y el Somorrostro sorprendió con un meloso de cítricos, pepino y almejas-.

Los miembros del jurado se llevaron una ilustración de Javier Mariscal con su mítica gamba y una dedicatoria. Lástima que el dibujo no huela a mar.

0 Comentarios