Ir a contenido

Apuntes

Un verano bien diseñado

LCI Barcelona imparte durante el mes de julio cursos tanto de actualización como de introducción a los diferentes campos del diseño

XAVI DATZIRA / BARCELONA

Estudiantes de diseño de LCI Barcelona conversan en uno de los espacios del campus

Estudiantes de diseño de LCI Barcelona conversan en uno de los espacios del campus.  / periodico

El diseño suele ser una profesión que se escoge por vocación, por la necesidad de dar rienda suelta a la creatividad, por las ganas de expresar una forma particular de ver el mundo… Y esta inquietud no descansa nunca, ni siquiera en verano. Por eso, LCI Barcelona, Escuela Superior Oficial de Diseño, ofrece durante el mes de julio toda una serie de cursos ideados para adquirir nuevos conocimientos o bien introducirse en alguna disciplina del mundo del diseño. Incluso organizan un campus de verano para futuros diseñadores de entre 14 y 18 años.

La Escuela de Verano de LCI Barcelona, en primer lugar, imparte diferentes cursos de entre 30 y 60 horas tanto para estudiantes de grado como para profesionales del sector, siempre con un enfoque práctico y con el objetivo de proporcionar unas bases o actualizar conocimientos sobre un área en concreto. En el campo del diseño de moda, por ejemplo, existen cursos sobre moda digital, técnicas de estampación, creación de calzado o bolsos, patronaje, tendencias, asesoría de imagen, periodismo de moda…

A su vez, también se programan cursos sobre las áreas de diseño gráfico (motion graphics, diseño web o creación de páginas web con Wordpress), diseño de producto (nuevas tendencias y diseño 3.0 o fabricación digital) y diseño de interiores (escaparatismo y visual merchandaising y nuevos formatos de diseño en espacios comerciales). Todos ellos siempre bajo la misma filosofía que impulsa LCI Barcelona durante todo el año: enfocar el diseño como una herramienta para mejorar la calidad de vida del individuo y de la sociedad.

PRIMER CONTACTO 

Y como la vocación por el diseño suele despertarse pronto, la escuela también cuenta con cursos de iniciación, dirigidos a jóvenes de entre 15 y 18 años, como el Taller Multidisciplinar de Introducción al Diseño de Moda, Gráfico, Producto e Interiores. Un recorrido por el mundo de la creatividad y el diseño, que ofrece una visión general de los retos y las prácticas inherentes a las cuatro disciplinas, así como de la importancia del uso de la creatividad, la mirada crítica y la conceptualización de ideas.

LCI Barcelona dispone además de cursos de introducción a cada una de estas áreas por separado, siempre con una duración de entre 40 y 60 horas.

INTENSIVO

Finalmente, durante dos o tres semanas de julio organiza el LCI Barcelona Summer Camp, un campus de verano para futuros diseñadores (entre 14 y 18 años) que combina los talleres de introducción al diseño de moda, gráfico, producto e interiores con la experiencia de conocer in situ y de cerca los estudios de creación, diseñadores, exposiciones, edificios, barrios y lugares de culto del diseño de Barcelona.

Todo ello siempre con el sello de LCI Barcelona que, como integrante de la red LCI Education –con sede central en Canadá–, pone a disposición de los jóvenes y la sociedad en general una formación para dar respuesta a los retos del futuro, apostando por una enseñanza muy vinculada a la empresa y a la internacionalización.

0 Comentarios