Ir a contenido

VARADOS EN EL MAR DEL NORTE

Los científicos ligan la muerte de cachalotes a las tormentas solares

Las alteraciones geomagnéticas pueden haber confundido la capacidad de navegar de las ballenas, desviándolas a aguas poco profundas

Un cachalote muerto apareció el 26 de agosto en el estado de Luisiana, Estados Unidos.

Un cachalote muerto, en una playa de Luisiana (EEUU), el 26 de agosto. / MANDY TUMLIN / AP

Grandes tormentas solares, responsables de las auroras boreales, pueden haber sido las responsables del varamiento de 29 cachalotes en el Mar del Norte a principios del 2016.    

Un nuevo estudio dice que estas alteraciones geomagnéticas pueden haber confundido la capacidad de las ballenas de navegar, desviándolas hacia aguas poco profundas. Atrapadas y perdidas, las ballenas murieron en playas europeas, intentando escapar.

La investigación ha sido publicada recientemente en el International Journal of Astrobiology. Los investigadores se han quedado perplejos con las pérdidas, ya que las autopsias mostraron que los animales estaban bien alimentados, eran jóvenes y no tenían ninguna enfermedad.

Los 29 varamientos generaron gran interés público y un gran número de teorías entre los científicos. Estas iban desde el envenenamiento hasta los cambios climáticos, que conducían a las presas al Mar del Norte, donde los grandes cetáceos acababan encontrando la muerte.

Los cachalotes viven en aguas profundas, cálidas y templadas en todo el mundo. Muchos grupos viven alrededor de las Azores en el Atlántico oriental. Cuando tienen entre 10 y 15 años, los machos jóvenes se dirigen hacia el norte, a la región polar, atraídos por las enormes cantidades de calamar que se encuentran en las aguas más frías.

Su viaje los lleva a veces a lo largo de las costas del oeste del Reino Unido y de Irlanda, y también de las de Noruega. Normalmente regresan por la misma ruta. Pero en menos de un mes a principios del 2016, 29 de estos animales fueron encontrados varados en las costas de Alemania, Holanda, Reino Unido Francia.

La causa de estas muertes

Ahora un equipo de investigadores teorizan sobre lo que les sucedió, teniendo en cuenta que estos animales se desplazan utilizando el campo geomagnético de la Tierra. En lugar de ser uniforme, el campo es más fuerte en algunos lugares y más débil en otros, y los científicos creen que las especies aprenden a leer estas anomalías y utilizarlas para la navegación de la misma manera en que los humanos leemos los contornos en los mapas.

Klaus Vanselow, de la Universidad de Kiel (Alemania) y sus colegas dicen en la investigación que las tormentas solares a gran escala pueden haber distorsionado el campo magnético y causado que las ballenas se pierdan.

Provocadas por eyecciones de la masa coronal del Sol, estas tormentas contienen grandes cantidades de partículas cargadas de radiación. Cuando golpean la atmósfera superior de la Tierra, producen las espectaculares luces polares sobre el Ártico, pero también pueden dañar los sistemas de comunicaciones y satélites.    

Los científicos ya tienen alguna evidencia de que la actividad de la tormenta solar puede afectar las habilidades de locomoción de aves y abejas. Vanselow y sus colegas estudiaron la conexión entre los varamientos de ballenas y dos grandes tormentas solares que tuvieron lugar a finales de diciembre del 2015, que produjeron poderosas auroras boreales que fueron vistos en muchas partes de Escocia y otros lugares a menor latitud de la habitual.

Mirando específicamente la región alrededor de las islas Shetland, los científicos encontraron que estos eventos solares habrían causado cambios a corto plazo en el campo magnético de hasta 460 kilómetros en la zona entre las islas y Noruega. Esto podría haber causado que los cachalotes de la región se movieran en la dirección equivocada.

Perdidas y atrapadas

"Donde se ven las auroras boreales, esa es la región con más interrupciones geomagnéticas en la superficie de la Tierra", dijo Vanselow a BBC News. "Los cachalotes son animales muy grandes y nadan en el océano libre, así que si se ven interrumpidos por este fenómeno, pueden nadar en la dirección equivocada durante días y luego corregir rumbo. Pero en el área entre Escocia y Noruega, si las ballenas nadan en la dirección equivocada un día o dos, es demasiado tarde para que regresen, y se quedan atrapadas".

0 Comentarios
cargando