Ir a contenido

FIGURA DE LAS LETRAS UNIVERSALES

Victor Hugo: ¿Qué le llevó a escribir el mensaje más corto de la historia?

Máximo exponente del Romanticismo francés, Víctor Hugo firmó obras enormes como 'Los Miserables' y pronosticó una futura unidad de Europa

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Victor Hugo

Victor Hugo. / TÀSSIES

Victor Hugo fue un novelista, poeta y dramaturgo del Romanticismo francés, así como un intelectual comprometido con la política del siglo XIX de Francia. En su faceta literaria y creadora, el autor de 'Los miserables' está considerado como uno de los más grandes en lengua francesa, mientras que en el terreno político abordó públicamente, en escritos y en las Asambleas del momento, cuestiones que aún hoy en día siguen preocupando, como los derechos de las mujeres, la educación, la pena de muerte y la unidad de Europa, para la que proponía un modelo similar al de los Estados Unidos de América.

Su compromiso con la sociedad, que posterior y recientemente fue recogido por los intelectuales para debatir el papel que les corresponde ante la ciudadanía, le costó una condena de exilio entre 1852 y 1877. Google le dedica hoy un 'doodle'.

Victor Hugo, en el doodle de Google

Como se puede encontrar en Wikipedia, Victor Hugo (Besançon, 1802-París, 1885) fue un poeta lírico, con obras como ‘Odas y baladas’ (1826), ‘Las hojas de otoño’ (1832) o ‘Las contemplaciones’ (1856), comprometido contra Napoleón III en ‘Los castigos’ (1853) y poeta épico en ‘La leyenda de los siglos’ (1859 y 1877).

Fue también un novelista popular y de gran éxito con obras como ‘Nuestra Señora de París’ (1831) o ‘Los miserables’ (1862), recreada en el 2012 en el cine a modo de musical por el británico Tom Hooper y de cuya última parte se cumple este viernes el 155 aniversario de su publicación. En teatro expuso su teoría del drama romántico en la introducción de ‘Cromwell’ (1827), y la ilustra principalmente con ‘Hernani’ (1830) y ‘Ruy Blas’ (1838).

LA CORRESPONDENCIA MÁS BREVE

El lanzamiento de 'Los miserables' fue precisamente lo que llevó a Victor Hugo a escribir el mensaje más corto de la historia. El autor se encontraba de vacaciones en el momento de la publicación de la obra, por lo que no tenía noticias de su acogida entre el público. Por ello, telegrafió a su editor un sucinto "?". La contestación que recibió fue igual de lacónica: "!".

La rotundidad de la respuesta estaba más que fundada. 'Los miserables' se convirtió en el Harry Potter del momento, con un lanzamiento editorial en diferentes países que provocó largas colas en las librerías.  

Su obra excepcional y sus opiniones, a la vez morales y políticas, le convirtieron en un personaje emblemático a quien la Tercera República honró a su muerte con un funeral de Estado, celebrado el 1 de junio de 1885 y al que asistieron más de dos millones de personas, y con la inhumación de sus restos en el Panteón de París.

VICTOR HUGO Y SU AGITADÍSIMA VIDA ÍNTIMA

El escritor tuvo una agitadísima vida personal, repleta de amantes, infidelidades y tragedias. Se casó con Adèle Foucher, una amiga de la infancia, en 1822, y ese matrimonio sumió en la locura a Eugène, hermano de Victor Hugo, que tuvo que ser internado hasta su muerte en 1837.

El autor y Adèle Foucher tuvieron cinco hijos, pero solo una sobrevivió a su padre. El primogénito, Léopold, murió antes de cumplir los tres meses; la segunda, Léopoldine, pereció ahogada a los 19 años, y Charles y François Victor fallecieron a causa de la tuberculosis y el cáncer, respectivamente. Adèle, la quinta, tampoco tuvo una vida dichosa: sufrió numerosos problemas de salud mental y acabó sus días ingresada en un psiquiátrico.

Mientras las desgracias familiares se sucedían, Victor Hugo mantenía una relación con Juliette Drouette, una mujer de origen humilde que fue el gran amor de su vida. Ambos se conocieron en los ambientes teatrales de Francia y su primera noche de amor, en febrero de 1833, fue la fecha que el escritor eligió para el día de la boda de los personajes principales de 'Los miserables'.

TRAICIÓN Y CÁRCEL

La intensa relación con Juliette no impidió al autor otros escarceos, como el que tuvo con la joven Léonie Biard y que terminó de forma abrupta cuando les descubrió el esposo burlado. Ella tuvo que cumplir cinco meses de prisión por la infidelidad; él se libro de la cárcel.

Adèle respondió a la actitud de Victor Hugo entablando una relación íntima con un crítico literario. También contacto con Léonie para unir fuerzas contra Juliette, hasta el punto de que ambas le enviaron las cartas de amor que el autor les había escrito durante su relación con ella.

LA PREMONICIÓN EUROPEÍSTA DE VICTOR HUGO

Como muestra de la visión a largo plazo y del compromiso social de Victor Hugo, basta con leer las palabras que pronunció ante la Asamblea Nacional francesa. Un texto premonitorio: "¡Llegará un día en el que las armas se os caigan de los brazos, a vosotros también! Un día vendrá en el que la guerra parecerá también absurda y será también imposible entre París y Londres, entre San Petersburgo y Berlín, entre Viena y Turín, como es imposible y parece absurda hoy entre Ruan y Amiens, entre Boston y Filadelfia."

"Un día vendrá en el que vosotras, Francia, Rusia, Italia, Inglaterra, Alemania, todas vosotras, naciones del continente, sin perder vuestras cualidades distintivas y vuestra gloria individual, os fundiréis estrechamente en una unidad superior y constituiréis la fraternidad europea, exactamente como Normandía, Bretaña, Borgoña, Lorena, Alsacia, todas nuestras provincias, se funden en Francia", añadía.

Estatua de Victor Hugo

"Un día vendrá -seguía Victor Hugo- en el que no habrá más campos de batalla que los mercados que se abran al comercio y los espíritus que se abran a las ideas. Un día vendrá en el que las balas y las bombas serán reemplazadas por los votos, por el sufragio universal de los pueblos, por el venerable arbitraje de un gran Senado soberano que será en Europa lo que el Parlamento en Inglaterra, lo que la Dieta en Alemania, ¡lo que la Asamblea Legislativa en Francia!. Un día vendrá en el que se mostrará un cañón en los museos como ahora se muestra un instrumento de tortura, ¡asombrándonos de que eso haya existido!".

"Un día vendrá en el que veremos estos dos grupos inmensos, los Estados Unidos de América y los Estados Unidos de Europa, situados en frente uno de otro, tendiéndose la mano sobre los mares, intercambiando sus productos, su comercio, su industria, sus artes, sus genios, limpiando el planeta, colonizando los desiertos, mejorando la creación bajo la mirada del Creador, y combinando juntos, para lograr el bienestar de todos, estas dos fuerzas infinitas, la fraternidad de los hombres y el poder de Dios". Y eso sucedió en 1871.

0 Comentarios