Ir a contenido

PALABRAS MOTIVADORAS

El inspirador discurso de Zuckerberg en Harvard

El fundador de Facebook recordó sus momentos más felices en el campus universitario y regaló varios consejos a los jóvenes recién licenciados

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Zuckerberg, con el título que lo acredita como licenciado.

Zuckerberg, con el título que lo acredita como licenciado. / periodico

Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook, nunca terminó la carrera de ciencias de la computación. Dejó colgada la carrera en el 2005, dos años después de empezarla, para centrarse en su proyecto Facemas, el embrión de la popular red social con casi 2.000 millones de usuarios activos. El pasado jueves, 25 de mayo, 12 años después, volvió a la misma facultad con su familia para dar el discurso de graduación y recoger su título de graduado, concedido excepcionalmente por las autoridades universitarias.

“Si sobrevivo a este discurso, será la primera vez que termine algo en Harvard”. Con este tono jocoso, desenfadado, encaró el joven multimilllonario su discurso dirigido a la promoción del 2017. “Hoy quiero hablar de lo que he aprendido de nuestra generación y del mundo en que vivimos”, añadió, algo más serio.

Zuckerberg recuerda en su inspirador discurso algunos momentos, “buenos recuerdos”. “¿Cuántos recordáis qué estabais haciendo cuando recibisteis el email de admisión en Harvard? Yo estaba jugando al ‘Civilization’. Bajé corriendo hasta donde estaba mi padre, cuya reacción fue grabarme mientras abría el email”, rememora el fundador de Facebook. “El mejor recuerdo que tengo de Harvard fue conocer a Priscilla. Acababa de lanzar en plan broma una web, y la junta asesora quería ‘verme’. Todo el mundo pensaba que me iban a echar. Mis amigos me organizaron un fiesta de despedida y, cosas del destino, Priscilla fue a la fiesta con una amiga”, explicó Zuckerberg, quien soltó una de las frases más románticas de la historia para conquistar a la joven: “Van a echarme en tres días, así que tenemos que quedar lo antes posible”.

A Zuckerberg no le echaron y empezó a salir con Priscilla, a la que define como la “persona más importante” de su vida. “Aquí se han engendrado amistades para toda la vida e incluso familias. Por eso le estoy tan agradecido a este lugar”, añadió el recién licenciado, quien apuntaló su relato motivador en diferentes conceptos:

MOTIVACIÓN

“El gran reto de nuestra generación es crear un mundo en el que todos tengan una motivación”, explicó Zuckerberg. En el vocabulario del fundador de la red social, motivación es “pensar que formamos parte de algo más grande, que somos necesarios, que tenemos un objetivo por el que trabajar.” “Para que nuestra sociedad siga avanzando, como generación debemos crear no solo nuevos empleos, sino también nuevas motivaciones”, añadió. 

CONEXIÓN

Zuckerberg conectó el mundo con su plataforma.“Recuerdo decirle a mi amigo KX que me hacía mucha ilusión conectar a la comunidad de Harvard, pero que un día alguien conectaría todo el mundo. Nunca pensé que ese alguien seríamos nosotros. Solo éramos compañeros de universidad. No teníamos ni idea de cómo hacerlo. Pero una cosa teníamos clara: todo el mundo quiere estar conectado. Así que seguimos trabajando, día a día.”

PERSEVERANCIA

El ahora multimillonario desarrolló muchos otors proyectos, desde juegos a reproductores de música. "El espíritu emprendedor prospera cuando es fácil probar muchísimas ideas diferentes. A JK Rowling la rechazaron 12 veces antes de publicar 'Harry Potter'. Incluso Beyoncé tuvo que componer cientos de canciones hasta conseguir 'Halo'. Los éxitos más importantes se consiguen cuando existe la posibilidad de fracasar", subrayó Zuckerberg.

SUERTE

“Todos sabemos que el éxito no llega solo por tener una idea brillante o por trabajar mucho. También hay que tener suerte. Si hubiera tenido que ayudar a mi familia a salir adelante en lugar de tener tiempo para programar; si no hubiera sabido que no pasaría nada si Facebook no funcionaba, hoy no estaría aquí. Sinceramente, todos sabemos la suerte que hemos tenido”, concluyó.

PROGRESO

Para Zuckerberg, el progreso se puede medir solo en datos macroeconómicos: "Debemos desarrollar ideas como la renta básica universal con el objetivo de ofrecer a todas las personas un colchón para poder emprender nuevos proyectos. Seguramente cambiemos muchas veces de trabajo, por lo que necesitamos una atención sanitaria e infantil accesibles que no dependan de ninguna empresa. Seguramente cometamos muchos errores, por lo que necesitamos una sociedad que no se centre tanto en castigarnos o estigmatizarnos. Y, como la tecnología no deja de avanzar, debemos centrarnos más en seguir formándonos a lo largo de nuestra vida", explicó.

El licenciado se despidió de sus compañeros con una oración que repite cada vez que se enfrenta a un reto: “Que el poder de la fuerza, que ha bendecido a los que vinieron antes que nosotros, nos ayude a encontrar la valentía para hacer de nuestras vidas una bendición”.

0 Comentarios