Ir a contenido

APLICACIONES 'OFICIALES'

Servei Català de Trànsit: "No podemos ir en contra de la tecnología"

El organismo responsable del tráfico en territorio catalán ofrece 'apps' gratuitas para conductores

LUIS BENAVIDES / BARCELONA

El Servei Català de Trànsit (SCT), máximos responsables del tráfico en territorio catalán, se muestran cautelosos a la hora de valorar la proliferación de aplicaciones para móviles que informan sobre la situación de los radares y la presencia de controles en las vías de circulación. “Todo lo que sea proporcionar información sobre el estado de las carreteras es, en principio, positivo. Bien empleadas, pueden ayudar y mejorar la seguridad”, sostiene Eugènia Domènech, directora del SCT desde junio del 2015. “No podemos ir en contra de la tecnología, sino que tenemos que sumarnos. En este sentido, tenemos en marcha convenios y proyectos para avanzar en este tipo de tecnología”, avanza la directora, la primera mujer al frente de este servicio.

Por el momento, el SCT pone a disposición de los conductores dos aplicaciones para móviles, las ‘apps’ gratuitas Trànsit y Conduim, que sirven para planificar los viajes y para evitar distracciones al volante, respectivamente. “Es muy importante recordar que está prohibido manipular aparatos electrónicos como el móvil durante la conducción. Según el último balance, el 28,4% de los accidentes fueron provocados por distracciones, y de estos accidentes el 80% están vinculados con el uso de algún aparato durante la conducción”, apunta Domènech. “Conducir requiere toda la concentración posible –continúa– porque en 3-5 segundos de distracción a 50 kilómetros se avanzan unos 70 metros, 70 metros sin ver nada”.

CONTROLES EN PUNTOS CONFLICTIVOS

La situación de los radares fijos es una información de dominio público, y la mayoría de las aplicaciones y ‘gadgets’ que avisan de la presencia de radares fijos se nutren de esta información. “Con los móviles es diferente. Se ponen en lugares siguiendo criterios de siniestralidad, sobre todo si los accidentes están relacionados con la velocidad. Y damos a conocer el tramo, pero no el punto exacto ni el día ni la hora. Entre otros motivos, por la propia seguridad de las patrullas de los Mossos”, cuenta la directora del servicio.

Para Domènech, la gente que necesita saber dónde está un control es porque esconde algo: “Si no han bebido ni han tomado nada, no deberían preocuparse tanto”. “El objetivo de unos y otros, de la sociedad en general, debería ser reducir la siniestralidad. La mayoría de los accidentes se pueden evitar si se conduce a una velocidad adecuada, con atención, sin drogas y sin alcohol. Los responsables de estas aplicaciones móviles deben tener muy en cuenta esto”, concluye.

0 Comentarios
cargando