El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Una pancarta para todas las víctimas de ETA

Emilio Naranjo / EFE

Marimar Blanco, Cristina Cifuentes y Manuela Carmena, en el acto conmemorativo celebrado en Madrid por los 20 años del asesinato de Miguel Ángel Blanco.

José V. MadolellBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 17 de julio del 2017 - 11:22 h

Recuerdo con nitidez la amargura de las 48 horas previas al asesinato de Miguel Ángel Blanco el inmenso dolor por su trágico final y la rabia, gritos condenatorios y cantos a la libertad en la multitudinaria manifestación de Barcelona en la que participé. Dolor y rabia que seguro no es equiparable al muchísimo mayor sufrido por sus padres, hermanos, familiares, amigos y compañeros.

Pero con la misma firmeza también quiero expresar que el dolor y la indignación no solo fué por Miguel Ángel, que también, claro que sí, sino por todas las víctimas asesinadas hasta entonces, fue un basta ya de tanto dolor y de tanta barbarie asesina, no exclusivamente la más reciente. De la muerte de Miguel Ángel padecimos la esperanza infinita de que nos lo devolvieran vivo, de otros ni eso: nos enteramos cuando ya habían recibido el tiro en la nunca o la bomba asesina destrozaba sus vidas y las de sus familias.

Nunca fue una reivindicación exclusiva, todo lo contrario, si alzamos la voz fue en nombre de todos, por tanto, con todo el cariño y respeto a María del Mar Blanco, creo que no tiene derecho y que se equivoca al patrimonizar y monopolizar esa reacción tan digna de todo un pais en la figura de su hermano. De la instrumentalización que hace su partido seré comedido mostrando el mayor de los desprecios.

Vivo en la plaza de la Tolerancia, donde se ubica Hipercor. El día del atentado me acercaba a casa desde el trabajo y noté problemas de tráfico, sirenas de ambulancias y humo, imaginé que era un incendio. Desde el teléfono de un bar, a la vez que veía las imágenes en televisión, llamé a mi esposa que, aterrada, me narraba lo que había pasado y que, momentos antes de estallar la bomba, ella y mi hija se disponían a entrar en Hipercor, pero que por la necesidad de ir al lavabo, decidieron regresar a casa. Me quedé atónito y estremecido y aún hoy lo noto cuando pienso que el inmenso dolor que siente aún María del Mar podría estar sufriéndolo yo acutalmente por mi esposa y mi hija. En el atentado murieron 21 personas y muchas resultaron heridas, algunas de ellas, conocidas y vecinas: Álvaro Cabrerizo perdió a su esposa y a sus dos hijas, y Nuria Manzanres a sus dos hijas y a su hermana, ¿cabe mayor dolor?

Por tanto no nos equivoquemos en establecer ránkings competitivos de calidad o poner cara única o apellidos a la terrible tragedia de las víctimas, de las que también siéndolo algunas están vivas y no reconocidas como tales. ¿Por qué, en la pancarta, la foto de Miguel Ángel y no la de la familia de Álvaro o de Nuria o de las víctimas de Vic, Madrid, Sevilla, Euskadi... No, nos equivoquemos. En las pancartas solo caben palabras de libertad, democracia, apoyo, respeto y reivindicación de todos para todos. Y rechazo, desprecio y absoluta condena hacia los asesinos. Esa es mi pancarta. No generemos más víctimas colaterales a través del odio, la sinrazón y despreciables tacticismos políticos.

Espero que lo entiendas, María del Mar, un abrazo sincero.

Participaciones de los lectores

Al metge, com una reina

Gloria Miquel Montagud Gelida

Ja sé que queixar-se és humà i que si no ens queixem no aconseguim canvis, però agrair el bon tracte no costa gens i també pot donar fruit... Seguir leyendo

Viajar en AVE, en silla de ruedas, una odisea

Anna M. Guillén Girona

Cuando en el año 2013 inauguraron el servicio de AVE en Girona, los usuarios de silla de ruedas... Seguir leyendo

On és la Guàrdia Urbana?

Pere Josep Bort Barcelona

Últimament s'escolten repetides queixes a Barcelona capital sobre l'incivisme. Per un costat del turisme 'low cost', per l'altre de... Seguir leyendo

'Manteros': Soluciones hay, solo falta voluntad

Marcos Hernández Naranjo Barcelona

Sería de fácil solucción para el problema de los 'manteros' de Barcelona si las tres partes implicadas tuviesen voluntad de hacer las cosas bie... Seguir leyendo

'Las cloacas de Interior': blanqueo de la corrupción nacionalista

Sergi Vila Araujo Barcelona

Me llama la atención que el documental 'Las cloacas de interior', producido por Mediapro, de Jaume Roures, sea un blanqueo de la corrupción nacionalista durante los ... Seguir leyendo

Independencia y protección de menores

Francisco Cárdenas Ropero Barcelona

Asistimos últimamente a un intenso debate. Para unos, una futura república catalana nos permitirá disponer de los instrumentos que no tene... Seguir leyendo

Blesa: al final de la línia

Eulàlia Isabel Rodríguez Pitarque Torroella de Montgrí

Saber del suïcidi d'una persona, sigui qui sigui, és una notícia trista. Recordo fa molts anys haver vist al metro de Nova Yo... Seguir leyendo

Farolas de altura en la playa de Calafell

Miguel Marqueta Zaragoza

Un despropósito más del Ayuntamiento de Calafell (Baix Penedès). En la playa de este municipio costero pueden verse farolas&#... Seguir leyendo

El autoconsumo energético, penalizado

Miquel González Quintana Manresa

Que el Gobierno del PP no gestiona para los ciudadanos sino para aquellas grandes compañías que puedan contratarles cuando acaben la legis... Seguir leyendo