El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Por un sistema de protección de menores más justo

JULIO CARBÓ

LA VIDA EN UN CENTRO 3 A la izquierda, uno de los 44 menores que viven en el Centro Residencial de Atención Educativa Maria Assumpta de Badalona junto con su tutor, el martes pasado. Arriba, una niña en el área de los elfos (6 a 11 años). A la derecha, algunos mayores miran la tele.

Francisco Cárdenas RoperoBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 19 de enero del 2017 - 10:00 h

La 'consellera' de Treball, Afers Socials i Famílies', Dolors Bassa, ha publicado recientemente en EL PERIÓDICO un artículo explicando los principios y funcionamiento de nuestro sistema de protección de menores. Como en muchos otros ámbitos, podemos compartir buena parte de la teoría, pero la práctica deja mucho que desear.

Apunta la 'consellera', por ejemplo, que 40 jóvenes que pasaron por el sistema están hoy en la universidad, pero ignora los cientos de casos que fracasan, o la multitud de quejas que nos llegan a las asociaciones que trabajamos por un sistema más justo. Familias que no entienden que restablecer los vínculos familiares singinifque ver a sus hijos una vez cada 15 días, y un largo etcétera de disfunciones graves que se dan en una realidad paralela a la descrita por la 'consellera'.

Son problemas que vienen de lejos, ante los que no podemos seguir mirando hacia otro lado. Ya está bien de ponernos una venda en los ojos ante tanta injusticia, en un ejercicio mal entendido de corporativismo político o de cualquier otro tipo. De ampararnos en estadísticas que admiten otras interpretaciones diferentes de las que se dan. Debemos empezar a cambiar este modelo que tiene heredados demasiados vicios del pasado, empezando por garantizar el derecho real y efectivo a la defensa ante las decisiones administrativas, derecho hoy inexistente a decir, entre otros, por reconocidos juristas. Si no, todo pierde credibilidad, empezando por el modelo de país que queremos crear.

Francisco Cárdenas, presidente de APRODEME, Asociación para la Defensa del Menor

Participaciones de los lectores

¿Mami, ya no será mi cole?

Isabel Blanco

Este escrito iba a ser una carta de queja. Pero queja suena a lamento. Soy madre y médico, y en ambos ámbitos esto último no da cabida. Estoy acostumbrada a velar po... Seguir leyendo

Contra l'incivisme al tren

Josep M. Loste Portbou (Alt Empordà)

Ara que ha arribat la calor -dura i pura- es torna a repetir una qüestió greu d’incivisme i violència a les línies R11 I RG1 entre Girona... Seguir leyendo

L'il·lusionant PSOE de Pedro Sánchez

FRANCESC CARAFI Sant Sadurní d¿Anoia

Observo amb antelació, i això em congratula, la bona disposició i connexió existent entre el secretari general i els dirigents socialistes, a fi de que la integració... Seguir leyendo

Barcelona, la mala vida

Enrique Vivanco Barcelona

Se podría considerar que la única obligación de cualquier consistorio se fundamenta en gestionar las contradicciones e intereses de la... Seguir leyendo

Insultos por reclamar civismo en el metro de Barcelona

Ana Pérez Rodriguez Barcelona

Como cada día, hace unos días me dirigí por la mañana a la estación del metro de Marina para ir al trabajo. Los... Seguir leyendo

El Govern de l'Estat no tracta a Catalunya amb equitat

Joan Chavero Jaumira Caldes de Montbui

Discapacitat auditiva: "No hi ha processadors nous pel meu implant"

Joana Ruiz Font Barcelona

Un implant coclear és un producte sanitari implantable actiu que consisteix en un transductor que transforma els senyals acústics a senyal... Seguir leyendo

Para pronósticos meteorológicos, mis huesos

Olga Galindo Pérez Barcelona

Cada día me fío menos de los pronósticos meteorológicos, sean de radio, televisión o prensa escrita. Digamos suavemente que, en demasiadas ocas... Seguir leyendo

Las pensiones y la reforma laboral

Manuel Pérez Barcelona

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, propone la reforma de las pensiones, en el sentido de estrangul... Seguir leyendo