El Periódico

La aportación de los lectores

En primera persona

Nadie es dueño del amanecer

ALFONS PUERTAS

 Amanecer en Barcelona.

Andrés Hinarejos MontanoBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 11 de agosto del 2017 - 09:30 h

Había una vez un guapísimo joven, una persona tan campechana y libre como su voluntad le permitía. Un buen día fue a darse un baño a la playa y, como por arte de magia, lo perdió todo, todo menos su talento. Se convirtió en un 'juguete' inteligente: si se le caían las lágrimas, alguien como tú se las tenía que enjugar; cuando sentía hambre, sin tu ayuda no podía comer. Su tristeza la metió en un saco muy, muy grande y la cambió por alegría, y la compartió con mucha gente como tú. No podía jugar, pero sabía cómo sacar una sonrisa del desconsuelo; se dejaba besar, vestir, acariciar...

Aunque aquel día en que la magia le arrebatara el hechizo que hacía mover sus músculos, no le impedía apretujar con la mirada a quien como tú lo elegía como amigo, lo más simple, como rascarse cuando tenía un picor intenso, agudo, rabioso... se lo tenía que aguantar varias veces al día, lo que tampoco le impedía sonreír, él, aquel joven, descubrió con el tiempo que la felicidad se puede inventar de la nada, que el calor no solo proviene del sol, sino del roce afectuoso de familiares y amigos, y sobre todo, entendió que la vida es una fortuna si te olvidas de querer disimular la realidad. Moraleja: nadie es dueño del amanecer, solo es amo de cómo afrontar la adversidad.

Participaciones de los lectores

La Barcelona més humana i més forta que mai

Regina Rigau Mataró

Avui Barcelona plora, d'impotència, de rabia. Plora per Barcelona per Cambrils i per totes les ciutats que han ... Seguir leyendo

Nadie es dueño del amanecer

Andrés Hinarejos Montano Barcelona

Había una vez un guapísimo joven, una persona tan campechana y libre como su voluntad le permitía. Un buen día fue a darse un baño... Seguir leyendo

El fútbol y el brillo que ciega a los insectos

Maria Olga Santisteban Otegui Zalla (Bizkaia)

Lo que les molesta a ciertos 'pobres niños ricos' es que la justicia, esa que es igual para todos, tenga la 'osadía' de investigar sus cuentas a fin... Seguir leyendo

Los tebeos llenaron mi infancia de gozo y plenitud

Jordi Martín Barcelona

Un carril bici como alternativa a los boquetes de una acera

Helena Canela Barcelona

Recientemente he podido observar cómo se están efectuando las obras del carril bici de la calle de París de... Seguir leyendo

Colas turísticas que entorpecen el paso

Eduardo de Vilar Barcelona

¿Alguien puede explicar a los turistas como colocarse en las colas para no entorpecer la circulacion de los viandantes?... Seguir leyendo

Perdóname, mamá, por no conseguir engañar al destino

Luisa Vázquez Vélez Gavà

Sé que después de pasados cuatro años de que perdiera todas sus capacidades y uno y medio de que murió, es absurdo que me castigue de esta manera. Cuando empezó a pe... Seguir leyendo

Nacimiento de un blog

Luisa Vázquez Vélez Gavà

Nunca había escrito, ni siquiera la lista de la compra. Soy de ciencias y la creatividad nunca ha sido mi fuerte. Siempre pensé que hilvan... Seguir leyendo

Mi mente es mi prisión

Ximo Estal Lizondo Port de Sagunt

Vivo prisionero de mis errores, de mis pensamientos, de mis culpas, de mi mente. Una 'condena a muerte' que desde hace meses solo deseo que se ... Seguir leyendo