El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Las meriendas solidarias, un riesgo para la salud

ELISENDA PONS

Productos de consumo que incluyen aceite de palma entre sus ingredientes.

Leonor MirallesSant Boi de Llobregat

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 19 de junio del 2017 - 14:00 h

Al finalizar el curso escolar es habituals en todas las escuelas hacer fiestas de despedida a los de sexto curso, recaudar fondos para que los estudiantes se vayan de viaje, para los refugiados o las comunidades hermanadas con nuestras poblaciones o para recaudar fondos para un niño del barrio con leucemia. Todas ellas, causas nobles, sin duda. Algunas de estas recaudaciones se celebran durante todo el curso escolar bajo la palabra “solidaridad”.

Las recaudaciones de fondos de muchas escuelas consisten en una merienda a buen precio. A pesar de que, en junio del 2011, se aprobó en el Congreso de los Diputados la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que prohíbe la venta en las escuelas de productos con más de 200 calorías, 0,5 gramos de sal, y aquellos que lleven una pizca de ácidos grasos trans (excepto lácteos o cárnicos), los padres, madres y escuelas se superan cada viernes en “solidaridad”, vendiendo estos productos sobre un tablón con patas dentro de los recintos escolares para recaudar fondos para una u otra causa.

En las aulas, el alumnado acaba de examinarse del tema de los alimentos y la pirámide alimentaria. En el patio pueden gozar de la solidaridad de los adultos, que son solidarios con sus causas, pero no con sus hijos.

Nosotros, expertos en nutrición comunitaria, endocrinos y pediatras, realizamos intervenciones en las comunidades autónomas para revertir el problema de salud, la epidemia no vírica más importante de los últimos tiempos, la obesidad, que será el canal de entrada a muchas enfermedades, una de ellas el cáncer. Mientras ustedes, padres, madres y escuelas, retroalimentan el problema con su afán solidario sin límites. Doctora Susana Moreneo, no puedo estar más de acuerdo con usted: “Hoy en día, hay que defenderse de la sobrealimentación, como nuestros antecesores se defendieron del hambre”. Y añado: el éxito de ello va a depender de lo que nos dejen formar a nuestros niños y niñas en las aulas. Porque no está bien esta negligencia moral.

Participaciones de los lectores

Llegó el invierno también para los más necesitados

Noemí Morillas Ripollet

Deformando la verdadera Navidad

Lourdes Camps Barcelona

Hay un especial empeño en borrar el significado auténtico de la Navidad, cuyo carácter religioso está fuertemente arraigado en los pueblos... Seguir leyendo

L'amenaça més gran pel món

Rita Rodríguez

Ho hem notat tots. Aquest any hem estat més temps del normal amb màniga curta, i ara sí és cert que ens abriguem, però ja no és com fa anys que... Seguir leyendo

Mil gràcies, Hospital Josep Trueta

Pau Jordi Alsina Girona

Durant anys s'ha retallat en sanitat a causa de la crisi, però tots aquests metges afectats continuen treballant com autèntics campions, a... Seguir leyendo

Galileo Galilei entre nosotros

Andrés Marí Fombellida Calella

Homenaje a Joan Alsina y Joaquim Vallmajó.... Seguir leyendo

'Influencers', los hombres anuncio del sigl XXI

Mya Triay Neuhaseun am Rheinfall (Suiza)

Los 'influencers' son el nuevo "hombre anuncio" del siglo XXI. Sí, aquellas personas que transportaban por las calles un&... Seguir leyendo

Propuestas para la cohesión del territorio español

Antonio Fermoso Villalba Sant Cugat del Vallés

Todos tenemos soluciones para todo. Cuando hablamos de fútbol, de justicia, de política, de medio ambiente, aportamos ideas que a veces pu... Seguir leyendo

"Tota la vida a centres públics catalans, i mai m'han adoctrinat"

Patricia García Mónaco Sitges

No hi ha veritat més certa que aquella que vius. De tota la vida he anat a centres educatius públics a Catalunya i mai a la vida m'he sent... Seguir leyendo

Sanitat no et respon

Núria Henrich Vilanova del Vallès

Un menor d'un any amb signes de grip sobtada. Què fas? Lògic, vas al CAP del teu municipi esperant que te l'ate... Seguir leyendo