El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Historia de una herencia

RICARD CUGAT

Espacio en el cementerio de Montjuïc dedicado a la inhumación de urnas biodegradables. 

Natividad Fogués AyudaBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Viernes, 14 de julio del 2017 - 13:30 h

Después de un fallecimento, ya triste por naturaleza, los herederos empiezan el trámite para cobrar la herencia. Condición imprescindible es comunicar el fallecimiento al banco para que emita los correspondientes certificados de saldos necesarios para el pago de impuestos, sin pasar por hacienda no hay nada que hacer, bancos y Hacienda caminan juntos.

El banco aprovecha para bloquear las cuentas a nombre de la persona fallecida y solicita a los herederos la documentación necesaria para "liberar la herencia". Se entrega toda la documentación solicitada en las oficinas de la entidad correspondiente,  rápida y diligentemente (ya que lo que interesa es cobrar) y es enviada a testamentaria -servicios jurídicos del banco- y ahí empieza el periplo de cómo funciona este servicio, al que la oficina tiene un acceso muy limitado y los herederos, por supuesto, ninguno.

Desde testamentaria solicitan información que ya poseen, juegan repetidamente con el plazo de resolución y piden paciencia, todo está correcto. La entidad bancaria correspondiente se ha proclamado dueño de los ahorros de una persona fallecida en perjuicio de los herederos. Y como pensamos que no debemos ser un caso excepcional, la cantidad de dinero del que pueden disponer debe ser muy considerable.

Esta historia se alarga durante cuatro meses y una semana. Y por fin, por fin, realizan el reparto. Pero, ohh, sorpresa. El reparto es erróneo y hemos de volver a empezar. No parece que hayan leído el testamento, ni la aceptación de herencia. Será que no han tenido tiempo o tal vez no disponen de personal con formación jurídica adecuada para realizar este trabajo.

La reclamación está hecha de nuevo en las oficinas de la entidad bancaria correspondiente y en el servicio de atención al cliente de la misma. Y ahora, a esperar que sirva para algo y a llegar al final de esta triste historia, en la que ha prevalecido la incompetencia de unos servicios jurídicos a la voluntad de un fallecido.

¿En manos de quién están los ahorros de nuestros padres y abuelos? ¿Y los nuestros? Lo mejor, volver a lo de antes, para que nuestros herederos no se vean envueltos en estos tejemanejes. Y que conste que no estoy llamando a evadir impuestos, que de los impuestos vivimos todos y de esto se beneficían exclusivamente unos cuantos.

Participaciones de los lectores

Los médicos no esconden nada, confiemos en ellos

Rita Rodríguez Barcelona

En Barcelona, el sábado 13 de enero se celebró un acto que recibía el nombre de Un mundo sin cáncer. Lo que tu médico no te está ... Seguir leyendo

17 agosto, el día que Barcelona se paralizó

Aina Carcassona Barcelona

Puigdemont, ¿huido de la justicia o de la injusticia?

Dolors Paniagua Cordero Sant Boi de Llobregat

Continúa la guerra sin cuartel desde el Gobierno del Estado de la Nación contra el independentismo. Parece ser que e... Seguir leyendo

De pensiones y política

Demetrio Acebo Barcelona

Estamos observando como los diferentes partidos utilizan las pensiones como arma arrojadiza, poniendo de manifiesto la inestabilidad del s... Seguir leyendo

Diálogo, la receta para Catalunya

Bernardo de Llobet Madrid

El PSC y el PSOE hicieron un análisis de sus no muy buenos resultados en Catalunya achacándolos a la coalición con antiguos miembros de Un... Seguir leyendo

La creació mediàtica d'un delicte imaginari

Samuel Segura Sant Boi de Llobregat

Estem gaudint d'un espectacle impressionant aquestes darreres setmanes. Estem presenciant la creació d'un nou delicte dins l'imaginari col·lectiu de la societat espa... Seguir leyendo

Sobre los "constitucionalistas"

Sofia Royo Andreu Granada

Els catalans, èpica i estètica

Jaume Vallès Muntadas Sant Adrià de Besòs

La coneguda afirmació de Miguel de Unamuno "los catalanes os ahogais en estética", me l'ha repetida amistosament un amic que ha vingut a p... Seguir leyendo

El viaje de la dictadura a una democracia de élites

Alberto Grela A Coruña

Apenas me había salido la barba cuando murió Franco, el caudillo de España, decían. Fluían las opiniones y los comentarios en la calle acerca d... Seguir leyendo