El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

El futuro está en los números; para letras van los vagos

JULIO CARBÓ

Pruebas de acceso a la universidad el pasado junio en un aula de la UPF.

Marina Redondo CordobaMadrid

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Martes, 28 de febrero del 2017 - 12:45 h

Me pregunto a menudo cómo pueden las ramas de Artes y Humanidades seguir estando tan desplazadas y menospreciadas entre los jóvenes e, incluso a veces, por los propios centros educativos. "Si no sirve para nada", "El latín y el griego son lenguas muertas" "Para letras van los vagos", son solo algunos de los testimonios de los estudiantes (que suelen pertenecer a la rama de Ciencias, claro). Y, por si fuera poco, cuando una hace un vídeo en Youtube hablando sobre el tema, por qué piensa que son igualmente importantes y por qué cada una posee un tipo de dificultad, tiene que soportar una ristra de comentarios que se resume en: "pues a ver si tú puedes sacarte el Bachillerato de ciencias' y similares. La respuesta es que probablemente no podría porque no es lo que me gusta ni lo que me apasiona.

Un gran porcentaje de alumnos decide estudiar ciencias porque se les ha dicho que es la rama que da más salidas. De esta forma, muchos de los estudiantes van hundiéndose y metiéndose en un ciclo que parece eterno a lo largo del curso. Se sumergen en asignaturas que ni fu ni fa, que no les provocan el más mínimo interés. Pero, obviamente, el futuro está en los números, así que, ¿por qué no invertir varios años de tu vida en ello aunque no te guste realmente?

La clave está en que el panorama laboral es complicado para unos y para otros. Un tipo de estudio no es superior ni más importante, ni más complejo ni más simple. Son diferentes, y ahí está la belleza. Son opuestos, y si bien no podríamos vivir sin médicos o ingenieros, tampoco lo haríamos sin escritores que nos enseñaran a ver la vida de otro modo, o sin diseñadores que le dieran al mundo un toque nuevo y una perspectiva diferente.

El conocimiento (a secas) es lo que necesita la sociedad. ¿No será mejor que dejemos de compararlos de una vez y aprendamos a educar a las personas de manera que puedan elegir aquello que verdaderamente les apasiona, y no lo que les podrá dar más o menos dinero en un futuro incierto?

Participaciones de los lectores

El viaje de la dictadura a una democracia de élites

Alberto Grela A Coruña

Apenas me había salido la barba cuando murió Franco, el caudillo de España, decían. Fluían las opiniones y los comentarios en la calle acerca d... Seguir leyendo

Despropòsits culturals a Barcelona

Jordi Pausas París

La represa de les obres de construcció de l'estació del tren de gran velocitat de la Sagrera... Seguir leyendo

"Solo quería morir dignamente"

Manuel Gómez Barcelona

Esta carta fue escrita por Manuel Gómez, que falleció el 22 de diciembre tras una larga lucha contra el cáncer.... Seguir leyendo

El pensamiento disonante

Cristina Castro Torrejón de Ardoz

Hace unos días se despertó un pequeño escándalo en los Estados Unidos cuando un profesor de Wisconsin mandó como deberes a sus alumnos pen... Seguir leyendo

Parlem de les malalties mentals

Gisela Boada Figueredo Gavà

Vivim en una societat que ens empeny a marginar aquells col·lectius que siguin diferents de nosaltres. És per això que, inevitablement, te... Seguir leyendo

Pensiones: PP y PSOE abren los ojos

Prudenci Vidal Marcos Barcelona

EL PERIÓDICO DE CATALUNYA publicaba en titulares que el PSOE... Seguir leyendo