El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

El futuro está en los números; para letras van los vagos

JULIO CARBÓ

Pruebas de acceso a la universidad el pasado junio en un aula de la UPF.

Marina Redondo CordobaMadrid

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Martes, 28 de febrero del 2017 - 12:45 h

Me pregunto a menudo cómo pueden las ramas de Artes y Humanidades seguir estando tan desplazadas y menospreciadas entre los jóvenes e, incluso a veces, por los propios centros educativos. "Si no sirve para nada", "El latín y el griego son lenguas muertas" "Para letras van los vagos", son solo algunos de los testimonios de los estudiantes (que suelen pertenecer a la rama de Ciencias, claro). Y, por si fuera poco, cuando una hace un vídeo en Youtube hablando sobre el tema, por qué piensa que son igualmente importantes y por qué cada una posee un tipo de dificultad, tiene que soportar una ristra de comentarios que se resume en: "pues a ver si tú puedes sacarte el Bachillerato de ciencias' y similares. La respuesta es que probablemente no podría porque no es lo que me gusta ni lo que me apasiona.

Un gran porcentaje de alumnos decide estudiar ciencias porque se les ha dicho que es la rama que da más salidas. De esta forma, muchos de los estudiantes van hundiéndose y metiéndose en un ciclo que parece eterno a lo largo del curso. Se sumergen en asignaturas que ni fu ni fa, que no les provocan el más mínimo interés. Pero, obviamente, el futuro está en los números, así que, ¿por qué no invertir varios años de tu vida en ello aunque no te guste realmente?

La clave está en que el panorama laboral es complicado para unos y para otros. Un tipo de estudio no es superior ni más importante, ni más complejo ni más simple. Son diferentes, y ahí está la belleza. Son opuestos, y si bien no podríamos vivir sin médicos o ingenieros, tampoco lo haríamos sin escritores que nos enseñaran a ver la vida de otro modo, o sin diseñadores que le dieran al mundo un toque nuevo y una perspectiva diferente.

El conocimiento (a secas) es lo que necesita la sociedad. ¿No será mejor que dejemos de compararlos de una vez y aprendamos a educar a las personas de manera que puedan elegir aquello que verdaderamente les apasiona, y no lo que les podrá dar más o menos dinero en un futuro incierto?

Participaciones de los lectores

El sexisme es perpetúa en el s.XXI

Marta Sánchez Martínez Alella

Treballo en una tenda al centre de Barcelona i estic realment indignada amb la gran diferenciació que es fa entre sexes... Seguir leyendo

Llega el frío y sube el paro

Andrea Castillo Sant Boi de Llobregat

Ahora que vuelve el frío y decimos definitivamente adiós al verano, empezamos a ver más esta imagen: terrazas vacías que antes siempre est... Seguir leyendo

Cuando la cárcel no es la solución

Ana Millanes Barcelona

Me siento dentro en medio de una lucha de diferentes poderes, en una pelea entre la legislación y la política e... Seguir leyendo

Calentamiento global: Winter is not coming

Anna González Solano L'Hospitalet de Llobregat

Se acerca el invierno, nos dice Juego de Tronos. Pero yo digo que no se acerca el invierno, todavía. En la serie, esta estación del año tarda 6... Seguir leyendo

La trampa del párking de Les Glòries

Horacio Vasquenz Mato Barcelona

Les quiero contar a los lectores esta experiencia para que no caigan en la trampa, como me ocurrió a mí. Una mañana fui al centro comercial Les Glòries... Seguir leyendo

Malestar per la desaparició del bus H16

Mª Teresa Riera i 100 signatures més Barcelona

L' Àrea de transports de l'Ajuntament de Barcelona publicita que ha afegit a la xarxa tres nous autobusos urbans, però els veïns dels carrers de Doctor Ferran, de Ma... Seguir leyendo

El delito de ser mujer en la (in)cultura de la violación

Marina Saiz Agúndez Barcelona

Desigualdades dentro y fuera del terreno de juego

Sarai Expósito López Barcelona

No sé si lo sabían, pero Cristiano Ronaldo ha sido padre. Otra vez. Neymar ha dejado de llorar.  ¿Saben qu... Seguir leyendo