El Periódico

Con pies de plomo respecto a Catalunya

FERRAN NADEU

La Policía Nacional carga en la escuela Ramon Llull de Barcelona.

Jordi MasipSitges

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Jueves, 12 de octubre del 2017 - 17:00 h

Ante la situación política actual en Catalunya, muchos de los que tenemos amigos y conocidos en el resto de España nos hemos encontrado doblemente descolocados. Por un lado, por los tristes hechos del 1-O y, por el otro, por la falta de comprensión de quienes, no siendo catalanes, optan por mantenerse distantes ante nuestra comunicación de lo que estaba sucediendo.

En las interacciones por las redes sociales se me hizo necesario ir con pies de plomo si no quería echar a perder una relación con quien antes no tenía problemas a la hora de comunicarme. Entendí que era muy difícil hacer converger relatos distintos en aras de dilucidar aspectos objetivos de la situación. Me di cuenta que, sin yo manifestar mi posición personal al respecto, ya se me clasificaba entre lo que pensaban de determinada manera dando por supuesto la asunción de ideas opuestas a las del interlocutor.

Todo ello me sumió en una gran tristeza: unas acciones policiales que todavía retumban en mi interior y una incapacidad de encontrar consuelo en quienes sigo considerando personas cercanas.

Es vital encontrar vías que desenroquen las posiciones políticas actuales. Estamos ante una oportunidad histórica de crecer como ciudadanos del mundo en esta parte del sur de Europa entendiendo que, como dice Talane Miedaner: “Lo importante no es saber quién tiene razón, sino que el conflicto afecta a nuestra capacidad para atraer lo que deseamos en la vida”. Como se acabe traduciendo ello a nivel geopolítico quizás al final no sea lo más importante, si existe la verdadera voluntad de entender y respetarse. Y sobre todo, que el resentimiento no nos robe nuestra capacidad infinita de amar; aquella que nos descubre que unos sin los otros no podemos ir muy lejos.

Participaciones de los lectores

Catalunya se nos ha ido de las manos

Eric Romera Carvajal Viladecans

21-D: Molts interrogants oberts

Joan Xuriach Barcelona

Per què la violència a Catalunya apareix després de l'arribada de les forces policials espanyoles i les manifestacions unionistes? Per què... Seguir leyendo

España se lleva hasta el arte

Enrique Vivanco Barcelona

La señora Arrimadas de Ciudadanos es un prodigio explicando cuentos a los que la escuchan. Según esta política, y cito textualmente: ̶... Seguir leyendo

Carta a l'Emma Riverola

Carles Herranz Folgueroles (Barcelona)

Jo entenc que Emma Riverola té la idea clara de pertinença a l'Estat espanyol i no li ho recrimino, només faltaria. Però em preocupa el gi... Seguir leyendo

El 22-D el soberanismo debe hacer piña

Joana Polo Barcelona

La emocionante imagen amarilla y llena de esteladas en Bruselas ha hecho que tiemblen lo cimientos del corazón de Europa... Seguir leyendo

Una democràcia espanyola inquisidora

Josep Loste Portbou (Alt Empordà)

L’autoritarisme polític (folrat en una disfressa judicial)  ha provocat que ja tornem a tenir presos polítics i estiguin en perill l... Seguir leyendo

¿Ciudadanos? No, gracias

Pere Gatius Lleida

Soy un simple observador de lo que acontece, sin afiliación a ninguna formación política y me repugnan las afirmaciones y promesas que realizan sus líderes, Albert &... Seguir leyendo

L'espectacularització de la informació

Marta Sánchez Martínez Alella

És evident com alguns programes de televisió estan prenent en consideració la situació política actual. Tant és així que inclús alguns pro... Seguir leyendo

La gran falacia sobre el cambio de sede social

Jesús Fernández Echevarria Badalona

Felicito a Ricardo Blasco por su carta relativa al cambio de sede social de las empresas de Catalunya, encabezada como... Seguir leyendo