El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Carta de una madre primeriza: "Estoy harta de que todos me digan cómo debo cuidar de mi bebé"

JOSÉ LUIS ROCA

Una madre atiende a su hijo, en una estación de metro.

Maria Aguilera FernándezSant Fost de Campsentelles

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 25 de abril del 2016 - 12:43 h

Lo peor de ser madre es, aunque parezca mentira, soportar al resto de madres. Sobre todo si, como yo, tienes cara de niña y, encima, de persona afable y dócil. Ya el día del parto, en la misma clínica, la mitad de las mujeres de tu familia te saturan a consejos que como madre primeriza tienes que escuchar pacientemente aunque no estés de acuerdo, y te alertan sobre todos los errores que ese día vas cometiendo en cada uno de tus acercamientos a tu bebé, cuya salud casi parece haber estado amenazada por tu negligencia en esas primeras 24 horas de vida.

Luego sales a pasear a tu hija por la calle y tus vecinas te suben la capota del cochecito sin preguntarte tu opinión y afirmando con rotundidad: “Lo tienes que llevar así. Lo sabes, ¿no?”. Pues no: el contacto de la luz solar con la piel es fundamental para el bienestar del crío, a menos que sea verano a las dos de la tarde. Pero como tengo más educación que ellas, me callo y espero a que se vayan para volver a bajar la capota. Otro día estoy en una sala de espera y la niña llora. Unas señoras afirman: “Le duelen los dientes”. Les digo: “No, es que le toca comer”. Respuesta: “Pues claro que le duelen los dientes”.

Una hasta se atreve a decirme que vaya corriendo a la farmacia a darle no sé qué medicamento (esa es otra: la de atiborrarles a medicinas). Pero, ¿cómo se atreven a decidir qué tiene o no tiene un bebé que no habían visto jamás? Otro día te dicen que no has abrigado lo suficiente a la criatura. Ese es otro de los tópicos: hay que taparlos hasta que solo se les vean los ojos, como si viviéramos en Siberia, para asfixiarlos y, de paso, volverlos débiles y enfermizos.

Y así, allá a donde vayas, el resto de madres te vigilan, como al acecho, muertas de ganas de verte “cometer un error” para echársete encima con su sabiduría infinita. Yo jamás me atrevería a decirle a un padre o madre si la forma de cuidar a su hijo me gusta más o menos, ni mucho menos si está bien o mal (excepto casos gravísimos, claro está), y mucho menos a padres desconocidos. ¿Por qué no respetan a los demás padres? Es una cuestión de educación.

Participaciones de los lectores

Ricos, pobres y tambores de guerra en el mundo

Mario Martín Lucas Salardú

El 28 de junio de 1914, el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, en Sarajevo, a manos del nacionalista serbio Gavrilo Princip fue el detonante de l... Seguir leyendo

Poetes al metro

Xavier Martí Barcelona

Llàgrima fàcil i mirada perduda, ve la captaire. Baixa l'escala com una ombra encorbada, tot fent tentines. S'asseu, poruga, a tocar de l'andan... Seguir leyendo

El final d'una gran etapa escolar

Cristina de Ribot i Saurina Girona

Quan volem parlar de gratitud, les paraules sonen buides, ¿per què? A mi ara em sonen buides perquè les acompanya un adéu. La vida té això, que... Seguir leyendo

Rapidez de los servicios de emergencias

Andrés J. Moreno Vilaseca

El domingo 18 de junio se incendió el techo de la tienda de una gasolinera de Vilaseca. Yo estaba tomando café en el interior cuando nos avisar... Seguir leyendo

Los ministros del Interior del PP no controlan la casa

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares

"No lo sé", "no me consta", "lo desconozco...", dice Mayor Oreja respecto a su presunto sobresueldo de 93.000 e... Seguir leyendo

Las manifestaciones de la inteligencia

Berta Tort Molins de Rei

Cada uno de nosotros tiene alguno de los 12 tipos de inteligencia que existen. De hecho, tenemos más de uno. El problema viene cuando no s... Seguir leyendo

Diputados investigados que no abandonan el escaño

Enric Alonso Barcelona

No entiendo la figura del político aforado no adscrito que no representa a nadie, que abandona su grupo parlamentario por incertidumbres e... Seguir leyendo

La única forma de reducir el tráfico es con más tráfico

Pepe Pacheco de Mota Barcelona

El tráfico es una cosa extraña. Todos tienen una opinión al respecto, pero muy pocos se molestan en informarse sobre cómo se comporta real... Seguir leyendo

Incivisme i violència als trens de la R-11 i la RG1

Josep Maria Loste Portbou

Ara que ha arribat  la calor dura i pura, es torna a repetir una qüestió greu de incivisme i violència a les línies ferroviàries ... Seguir leyendo