El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Carta de una madre primeriza: "Estoy harta de que todos me digan cómo debo cuidar de mi bebé"

JOSÉ LUIS ROCA

Una madre atiende a su hijo, en una estación de metro.

Maria Aguilera FernándezSant Fost de Campsentelles

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 25 de abril del 2016 - 12:43 h

Lo peor de ser madre es, aunque parezca mentira, soportar al resto de madres. Sobre todo si, como yo, tienes cara de niña y, encima, de persona afable y dócil. Ya el día del parto, en la misma clínica, la mitad de las mujeres de tu familia te saturan a consejos que como madre primeriza tienes que escuchar pacientemente aunque no estés de acuerdo, y te alertan sobre todos los errores que ese día vas cometiendo en cada uno de tus acercamientos a tu bebé, cuya salud casi parece haber estado amenazada por tu negligencia en esas primeras 24 horas de vida.

Luego sales a pasear a tu hija por la calle y tus vecinas te suben la capota del cochecito sin preguntarte tu opinión y afirmando con rotundidad: “Lo tienes que llevar así. Lo sabes, ¿no?”. Pues no: el contacto de la luz solar con la piel es fundamental para el bienestar del crío, a menos que sea verano a las dos de la tarde. Pero como tengo más educación que ellas, me callo y espero a que se vayan para volver a bajar la capota. Otro día estoy en una sala de espera y la niña llora. Unas señoras afirman: “Le duelen los dientes”. Les digo: “No, es que le toca comer”. Respuesta: “Pues claro que le duelen los dientes”.

Una hasta se atreve a decirme que vaya corriendo a la farmacia a darle no sé qué medicamento (esa es otra: la de atiborrarles a medicinas). Pero, ¿cómo se atreven a decidir qué tiene o no tiene un bebé que no habían visto jamás? Otro día te dicen que no has abrigado lo suficiente a la criatura. Ese es otro de los tópicos: hay que taparlos hasta que solo se les vean los ojos, como si viviéramos en Siberia, para asfixiarlos y, de paso, volverlos débiles y enfermizos.

Y así, allá a donde vayas, el resto de madres te vigilan, como al acecho, muertas de ganas de verte “cometer un error” para echársete encima con su sabiduría infinita. Yo jamás me atrevería a decirle a un padre o madre si la forma de cuidar a su hijo me gusta más o menos, ni mucho menos si está bien o mal (excepto casos gravísimos, claro está), y mucho menos a padres desconocidos. ¿Por qué no respetan a los demás padres? Es una cuestión de educación.

Participaciones de los lectores

Por una distinción para el mosso de Cambrils

Robert Cros L'Hospitalet de Llobregat

Sirvan estas líneas para mostrar mi agradecimiento y admiración para nuestra policía catalana, que demostró estar a la altura de unidades de élite mundiales. Especia... Seguir leyendo

¿Por qué alguien se convierte en terrorista?

Marian Rosique Barcelona

Estamos llenos de escritos, cartas, denuncias y manifestaciones, pero debemos hacer una reflexión sobre el 'por qué'.... Seguir leyendo

¿Quién financia al Estado Islámico?

José Luis Posa Lozano Barcelona

¿Por qué el fundamentalismo islámico se ha desarrollado en todos los países ocupados por EEUU? Primero fue ... Seguir leyendo

Barcelona tiene poder

Adrià Huertas Vidal Barcelona

La noticia me cogió en Les, un pequeño pueblo de la Vall d'Aran que celebraba su fiestas. Conmemoraban los 25 años de los Juegos Olímpicos ... Seguir leyendo

Barcelona es una y todas somos Barcelona

Sara García Toledano Madrid

De cosmopolita a cosmopolitas: Si algo he aprendido de una ciudad como Barcelona, es que no tiene comparación con ni... Seguir leyendo

Barcelona, la ciudad de las valijas

Gabriela Ganc Barcelona

Hace casi 3 años que vivo en Barcelona. Vine a rotar a un hospital durante mi residencia de pediatría y me enamoré de la ciudad, una ciudad... Seguir leyendo

Barcelona siempre será una ciudad abierta

Luisa Vázquez Vélez Gavà

Barcelona, mi ciudad, sangra y llora y yo lloro con ella. No se si habéis paseado alguna vez por la Rambla. Es un avenida agra... Seguir leyendo

La utilización política, 'sí que fa por'

Felipe Araujo Torres Barcelona

Era solo normal (y hasta deseable) que más temprano que tarde se pasara del bien intencionado "Barcelona, t'estimo" y el "No tinc por... Seguir leyendo

Que el miedo no nos cambie

Antonio Nadal Pería Zaragoza

'No tenemos miedo' es más un consejo que una certeza. El miedo es una emoción que se siente de manera involuntaria por un peligro o amenaz... Seguir leyendo