El Periódico

La aportación de los lectores

Publica una carta del lector

Artur Martorell, luchador por la enseñanza

JOAN REVILLAS

Alumnos en un aula del instituto-escuela Daniel Mangrané, en el barrio de Jesús de Tortosa.

Jordi MartínBarcelona

¿Qué opinas del tema de discusión? ¿Qué te parece la aportación de este usuario? Envía tu opinión para participar en el debate.

Lunes, 20 de marzo del 2017 - 12:30 h

El precio de la educación solo se paga una vez. El de la ignorancia se paga toda una vida. Muy claro lo tuvo el joven aprendiz catalán de estampación que había nacido en una familia obrera llamado Artur Martorell i Bisbal. La época de su infancia --los revueltos principios del siglo XX, con la Setmana Tràgica de trasfondo-- no ofrecía muchas posibilidades de éxito pedagógico, pues la educación estaba restringida mayoritariamente a las clases acomodadas. Esa fue la principal razón por la cual una vez adquirida la formación en el campo de la enseñanza forjó el siguiente proyecto: cualquier alumno, durante sus primeros años de escolarización sería su propio maestro, experimentando por sí mismo, descubriendo su ambiente y, al mismo tiempo, engrandeciéndose con el placer de conocer y comprobar cualquier cosa que antes ignoraba. Aplicó el entonces novedoso método Montessori (basado en el principio de que la primera labor de la educación es agitar la vida pero dejarla libre para que se desarrolle) de la gran intelectual italiana, y durante varios años desarrolló su técnica en varias escuelas municipales. Gracias a la expansión de sus ideas, buena parte de la población catalana de los años 1929-1936 disponía de un nivel educativo muy superior al de otras partes de España.

Como varios contemporáneos suyos, contribuyó a que la cultura catalana ascendiera a la categoría de Europa.

Y eso mismo es lo que, por desgracia, le condujo a prisión en 1939. Allí impartió clases de cultura general a otros presos, hasta ser liberado pocos meses después. Siguió vinculado al Ayuntamiento de Barcelona, aunque a partir de 1945 el régimen franquista, contrario a proseguir con innovaciones pedagógicas y partidario de la estratificación de los centros educativos, lo fue apartando hasta marginarlo. Martorell nos dejó hace 50 años, el 7 de abril de 1967. Anteriormente, como miembro del jurado literario Folch i Torres, hizo otro valioso regalo a la juventud por la que siempre había luchado: descubrió, otorgándole el primer premio, a Sebastià Sorribas, el autor de 'El zoo de en Pitus', esa hermosa novela que tanto ha conmovido a tantas generaciones de lectores. Yo, que me confieso autodidacta, perfeccioné mi precario catalán con 'Guiatge', un manual de lengua escrito por este infatigable propagador de la sabiduría que tantas cosas importantes nos ha enseñado, cargadas de honestidad. Recordarlo es honrar su humana memoria.

Participaciones de los lectores

Ricos, pobres y tambores de guerra en el mundo

Mario Martín Lucas Salardú

El 28 de junio de 1914, el asesinato del archiduque Francisco Fernando de Austria, en Sarajevo, a manos del nacionalista serbio Gavrilo Princip fue el detonante de l... Seguir leyendo

Poetes al metro

Xavier Martí Barcelona

Llàgrima fàcil i mirada perduda, ve la captaire. Baixa l'escala com una ombra encorbada, tot fent tentines. S'asseu, poruga, a tocar de l'andan... Seguir leyendo

El final d'una gran etapa escolar

Cristina de Ribot i Saurina Girona

Quan volem parlar de gratitud, les paraules sonen buides, ¿per què? A mi ara em sonen buides perquè les acompanya un adéu. La vida té això, que... Seguir leyendo

Rapidez de los servicios de emergencias

Andrés J. Moreno Vilaseca

El domingo 18 de junio se incendió el techo de la tienda de una gasolinera de Vilaseca. Yo estaba tomando café en el interior cuando nos avisar... Seguir leyendo

Los ministros del Interior del PP no controlan la casa

Luis Fernando Crespo Zorita Alcalá de Henares

"No lo sé", "no me consta", "lo desconozco...", dice Mayor Oreja respecto a su presunto sobresueldo de 93.000 e... Seguir leyendo

Las manifestaciones de la inteligencia

Berta Tort Molins de Rei

Cada uno de nosotros tiene alguno de los 12 tipos de inteligencia que existen. De hecho, tenemos más de uno. El problema viene cuando no s... Seguir leyendo

Diputados investigados que no abandonan el escaño

Enric Alonso Barcelona

No entiendo la figura del político aforado no adscrito que no representa a nadie, que abandona su grupo parlamentario por incertidumbres e... Seguir leyendo

La única forma de reducir el tráfico es con más tráfico

Pepe Pacheco de Mota Barcelona

El tráfico es una cosa extraña. Todos tienen una opinión al respecto, pero muy pocos se molestan en informarse sobre cómo se comporta real... Seguir leyendo

Incivisme i violència als trens de la R-11 i la RG1

Josep Maria Loste Portbou

Ara que ha arribat  la calor dura i pura, es torna a repetir una qüestió greu de incivisme i violència a les línies ferroviàries ... Seguir leyendo