Ir a contenido

NUEVO PROYECTO POLÍTICO

Ernest Maragall rompe el carnet del PSC

El diputado confirma que abandona el partido y repesca el Partit Català d'Europa

Presenta las bases de una nueva organización política que no se presentará a las elecciones del 25-N

EL PERIÓDICO / Barcelona

Como colofón a un sinfín de desaires, el diputado y 'exconseller' Ernest Maragall ha decidido romper el carnet del PSC. Lo ha confirmado este jueves en la presentación de un nuevo proyecto político, el Partit Català d'Europa, que ha echado a andar con un acto en el centro cultural barcelonés Can Fabra.

El encuentro se plantea como el punto de partida de un nuevo proyecto político, aunque sus promotores dejan claro que en ningún momento se plantean la posibilidad de concurrir a las elecciones autonómicas de noviembre.

La idea de los impulsores del partido es crear un partido que represente una "izquierda nacional fuerte que sea alternativa a la derecha nacional fuerte" que representa CiU, un papel que consideran que el PSC no ha sabido representar. Aunque aclaran que el partido aún está en "fase embrionaria", su punto de partida ideológico sería el manifiesto que la semana pasada impulsaron 145 militantes y personas afines al socialismo catalán. Ernest Maragall ya había mostrado su posición claramente poco antes.

El documento va más allá de las tesis de la dirección socialista sobre el derecho a decidir y plantea un nuevo pacto entre Catalunya y el resto de España, por el cual se garantice el derecho a la autodeterminación de los catalanes ejercido mediante "un referendo convocado por el Parlament".

El Partit Català d'Europa fue fundado en 1998 por el expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall tras dejar la alcaldía de Barcelona, pero hasta ahora se había mantenido siempre inactivo. En el proyecto que se vuelve activar este jueves estarían también involucrados el expresidente de Ciutadans pel Canvi Àlvar Roda y el también exmiembro de esta plataforma, exdiputado y periodista Josep Maria Balcells.

Maragall, que fue 'exconseller' de Educació en el Govern de José Montilla entre el 2006 y el 2010, y formó parte de la dirección del partido desde 1984 hasta el 2008. Durante los últimos meses ha protagonizado varios desencuentros con la dirección del PSC. Ha roto la disciplina de voto en el grupo socialista en votaciones emblemáticas, como la del pacto fiscal de CiU y la posibilidad de que Catalunya celebre una consulta de autodeterminación la próxima legislatura, así como el rechazo a la instalación de Eurovegas en el Baix Llobregat.

0 Comentarios