Ir a contenido

un vecino llamado... Josep Maria Rubio, el Señor Barragán

«Jugar en las calles del Eixample me ha enseñado mucho»

CARME ESCALES
BARCELONA

Josep Maria Rubio, el Señor Barragán. / JOAN PUIG

Un dos por uno. Este paseo por el distrito del Eixample lo guía un personaje televisivo y lo narra Josep Maria Rubio, la persona que le empezó a dar vida hace más de 25 años. El creador del Señor Barragán, publicista de profesión, nació el 19 de mayo de 1946 en casa de sus padres, hace 66 años. Fue en un ático de la Gran Via, entre Sicília y Sardenya, el mismo lugar al que hoy regresa, en este recorrido por su infancia, y por las calles en las que empezaron a sonar las expresiones ¿Cómo ettamo? y Chi cheñó, que identifican al Señor Barragán, el personaje que hace dos años celebró 25 años de chistes y libertad.

«Él tiene la permisividad para decir lo que yo nunca me atrevería. Esa libertad a muchos les ha llevado a decirme: 'Yo quisiera hacer lo que tú haces'», explica Josep Maria Rubio. «La gente, y solo los que lo suelen hacer, únicamente se disfrazan un día al año», puntualiza el creador del personaje, una personalidad que también nació en Fort Pienc del Eixample.

El señor Antonio

«Solíamos ir, con los amigos, a jugar al futbolín a una bodega que hoy ya no existe», recuerda Rubio. «El señor Antonio, el dueño, era un hombre especial. Nos decía: 'No echéis sipios en la barra que tengo un aseite especial'. Y yo siempre lo imitaba».

El humor no era ninguna novedad en su vida. «Mi madre ya me decía, desde muy pequeño, que era un payaso», cuenta el publicista. «Nunca había paseado por el Eixample disfrazado de Señor Barragán. Me impresiona andar así por mis barrios», confiesa quien encarna al personaje que el próximo verano participará en el rodaje de Torrente 5, de Santiago Segura.

Pasear con Barragán por la calle es todo un espectáculo. Ni pasa desapercibido ni coarta lo más mínimo a los transeúntes que le piden hacerse una foto con él. Parece haber quedado grabado en la memoria colectiva su actuación, pese a que hace 16 años que no sale de forma continuada en un programa de televisión. Sin embargo, la gente lo detiene para saludarlo como si lo hubieran visto ayer por la noche por última vez.

Para otros los vecinos del barrio de Fort Pienc, donde él nació, toparse con él en el semáforo es una especie de aparición, un salto al pasado. ¿Dónde sales ahora? ¿Cuándo vuelves a la tele?, le preguntan. «¿Qué pasa? ¿Que solo puedo estar dentro de la caja tonta?», responde ante tanta expectación en la vía pública.

Intacto, en edad y aspecto, el Señor Barragán nació mayor pero se conserva tan joven como el día en que le pusieron rostro y vestimenta. Antes, el personaje fue solo la voz de una falca publicitaria para los supermercados Carrefour para los que Rubio trabajaba como decorador y publicista. Así nació el humor del Señor Barragán y sus chistes picantes. De la radio, en el programa Arús con leche, presentado por Alfons Arús y Jorge Salvador en la antigua Cadena Rato, pasó a televisión, donde estuvo en antena de 1990 a 1995 en el programa No te rías que es peor, producido por La Trinca.

En el cine, su papel en la película Torrente (segunda, tercera y cuarta entrega) contribuyeron también a que hoy, a pie de calle, haya tantos que lo paren. Este vecino del Eixample sin documentación, ni envejece ni deja indiferente. «Muchos me dicen: cómo se le parece. Se piensan que lo imito», comenta.

Un barrio donde aprender

Rubio nació en el Eixample porque su madre, una culé de Mequinenza «que no nos hacía la cena si el Barça perdía... de ahí todavía hoy mi fanatismo por este equipo», llegó a servir a Barcelona y acabó de portera de la finca en la que nacieron él y su hermano. «Mi padre era linotipista y trabajaba en el local al lado de la portería», rememora. «Vivíamos en el ático y yo me pasaba la vida entre la calle y la terraza», cuenta. «Íbamos a comprar chatarra a los Encants y a patinar a la Sagrada Família», añade.

«La calle a mí me ha enseñado mucho. He jugado con la tierra de los árboles», precisa. «Muchos días, cogía la cartera del colegio e iba a caminar por la ciudad, a descubrir cosas. Y luego hacía unas tarjetas para el colegio, falsificando la firma de mi padre en las que decía que había estado enfermo», explica. Ya de más mayor se coló con los colegas en la Monumental para ver a los Beatles. Buen currículo para el Señor Barragán (www.barragantv.net) que con el cómico Rai Borrell estará el próximo 2 de febrero en el Casino de L'Aliança del Poblenou con su espectáculo Superstars. Y el día 22, el Señor Barragán actuará en el Auditori de Calafell.

Vea el vídeo de esta

noticia con el móvil o

en e-periodico.es

0 Comentarios